El Mallorca se enfrentó al Shanghai Shenhua, este miércoles en Son Bibiloni. | Jaume Morey

6

Mallorca 1-0 Shangai

Adrián Colunga fue el encargado de decidir el encuentro de preparación que disputaron ayer en Son Bibiloni el Real Mallorca y el Shanghai Shenhua de Gregorio Manzano. Un tanto del delantero asturiano en el minuto 84 de partido le dio la victoria a los bermellones en un partido en el que Fernando Vázquez aprovechó para analizar a los suyos y esbozar sus planes.

El técnico gallego dibujó sobre el césped un 4-4-2 y arrancó con un once inicial formado por Cabrero en la portería; Company, Kassim, Truyols y Oriol en defensa; Javi Ros, Sissoko, Pol Roigé y Brandon como centrocampistas y Coro y Acuña en punta. El sistema da algunas pistas de su propuesta, aunque en el equipo titular alternó titulares con algunos jugadores necesitados de minutos.

Los bermellones, que contaron con una notable apoyo de público en la grada de Son Bibiloni, fueron los dominadores del encuentro y con un once prácticamente nuevo liquidaron el partido a seis del final. Un centro desde la izquierda del juvenil Ángel Sánchez encontró a Colunga en el interior del área para que el asturiano rematara de cabeza y estableciera el definitivo 1-0.

Vázquez tomó buena nota de las evoluciones del partido que contribuyó a elevar la confianza de Colunga.