Previous Next
35

Robert Sarver, líder del grupo que se convirtió este lunes en el máximo accionista del Real Mallorca, ha visitado este martes Son Bibiloni, donde ha saludado al primer equipo y al filial.

La empresa ACQ Lagacy Partners LLC, integrada por Roberts Sarver, Andy Kohlberg y Steve Nash, quien fuera dos veces elegido jugador más valioso de la NBA, suscribió el lunes la práctica totalidad de la ampliación de capital, por una cuantía de 20.620.012 euros.

Sarver sustituye al empresario alemán Utz Claassen, que desde hace un año controlaba el 98 por ciento del capital social de la entidad; que se queda como consejero «a largo plazo y seré el presidente del Centenario», ha dicho en rueda de prensa. El alemán ha añadido que «estoy muy feliz y orgulloso. He traido a nuestro club el mejor inversor posible».

Por su parte, Sarver ha querido dar las gracias y la enhorabuena a Claassen por «su buen trabajo». Ha asegurado que se siente «muy afortunado de poder invertir en este club con una historia centenaria y una base muy importante», pero ha remarcado que «el dinero es lo fácil. Lo más importante es que el club pertenece a la comunidad».

El estadounidense ha dicho «queremos ser líderes en infraestructuras e instalaciones, y que un día la gente desee venir a jugar al Mallorca». Y ha destacado que «al final, como siempre, lo más importante será ganar partidos».

Mano derecha

Sarver ha explicado que el abogado suizo Maheta Molango asumirá las funciones de consejero y consejero delegado. «Trabajará a diario desde Mallorca y pongo toda mi confianza en él».

Molango ha dicho que no vienen a hacer promesas; «somos concientes de lo que quieren jugadores y aficionados». También ha confesado que no tiene niguna decisión tomada sobre los fichajes que necesita el equipo.

Un club «de primera»

El nuevo máximo accionista del Mallorca ha afirmado que el grupo inversor que encabeza ha comprado por 20,6 millones de euros «un club de Primera que está en Segunda por circunstancias». «Hemos invertido con la idea de volver a Primera lo antes posible, aunque sabemos que el dinero no garantiza el éxito», ha señalado Sarver.

Sarver suscribió ayer lunes la práctica totalidad de la ampliación de capital, por una cuantía de 20.620.012 euros, y encabeza el grupo de inversionistas de la empresa Liga ACQ Lagacy Partners LLC, integrada además por Andy Kohlberg y Steve Nash, exjugador de la NBA.

Claassen mantiene un 20 % del capital social de la entidad y el cargo de presidente, aunque el día a día lo llevará Molango, quien desde abril de 2015 desempeñaba el puesto de abogado del Atlético de Madrid. Molango aseguró que tanto el entrenador del primer equipo, José Gálvez, como el director deportivo Miguel Ángel Nadal seguirán desempeñando sus actuales funciones, y avanzó que su idea de trabajo se asemejará mucho a la que ha desarrollado el Atlético de Madrid en los últimos años.

«Los éxitos (en el Atlético de Madrid) llegaron por la unidad del grupo dentro y fuera del campo; se eligió a gente comprometida para quienes el club era lo importante, no sus intereses personales. A mí me encanta la mentalidad del partido a partido, más que nada, porque la gente está cansada de promesas. Hay que trabajar y trabajar para que este club vuelva a Primera lo más rápido posible», ha explicado Molango.

«Somos realistas, solo exigimos compromiso y trabajo pensando únicamente el próximo partido ante el Córdoba, porque se puede convivir con la falta de gol, pero no con la falta de compromiso», ha subrayado.

Molango ha recordado la «época de gloria» que ha tenido el Mallorca en la época del técnico argentino Héctor Cúper, y ha insistido en que ese es el objetivo.

«Somos gente seria, no hemos venido a la isla en busca de aventuras, queremos lo mejor para la entidad, que es patrimonio de todos los mallorquines», ha indicado.

Sarver, por su parte, ha adelantado que el grupo que preside maneja varios proyectos para mejorar la infraestructura de la entidad «a largo plazo», ha precisado.

«Me siento agradecido y honrado con la posibilidad de invertir en un club con una historia tan rica, que este año cumple cien años, y creo que se reúnen todos los requisitos para que llevar a cabo el grueso de nuestros proyectos», ha subrayado.

Claassen, asimismo, se ha mostrado «orgulloso y feliz» por la llegada de los nuevos inversionistas.

«Es el mejor regalo que el Mallorca podía tener, ahora sí se ha asegurado la supervivencia del club, los 21 millones de euros están en la cuenta de la entidad y el futuro se presenta muy ilusionante», ha señalado el empresario alemán.