Utz Claassen departe con Pepe Gálvez y Miquel Àngel Nadal. Los tres tienen ahora una gran responsabilidad por delante. | Jaume Morey

7

El Real Mallorca se encomienda a los fichajes de invierno para tratar de reaccionar a las puertas del arranque de la segunda vuelta. La decepcionante primera ronda del torneo obliga al club a idear un plan de choque para intentar hallar un sorbo de tranquilidad en el 'tsunami' de una temporada que se ha cobrado ya a un entrenador y que todavía no ha confirmado a su sustituto hasta final de curso.

Pero antes de que lleguen los nuevos futbolistas Pepe Gálvez tiene que encontrar las soluciones entre las paredes del vestuario y existen dos claves fundamentales para tratar de rehabilitar al grupo con los argumentos propios. De una parte es fundamental recuperar la mejor versión de Brandon Thomas.

Pero el Mallorca no puede vivir solo de las buenas sensaciones de Brandon, necesita de forma urgente dar un giro radical a sus prestaciones ofensivas y eso pasa por marcar más goles porque hasta el momento los números son más que rojos. Previsiblemente el Mallorca va a engrosar la lista de delanteros con la llegada de uno o dos nuevos jugadores, pero hasta que esto ocurra en los próximos partidos son los jugadores que hay actualmente quienes deben variar el rumbo de la situación.