Albert Ferrer, técnico del Real Mallorca, durante el Trofeu Agricultura en el que los bermellones se impusieron por 1-2 al Poblense. | M. À. Cañellas

15

El entrenador del Real Mallorca, Albert 'Chapi' Ferrer, se ha mostrado ambicioso a dos días de empezar la liga en Alcorcón (sábado 20:30) y ha comentado que su equipo no es inferior a ninguno de la categoría.

«No somos inferiores a ningún otro equipo de la categoría. Somos capaces de ganar a cualquiera siempre y cuando hagamos bien las cosas», ha dicho Ferrer que ha insistido en expresar las buenas sensaciones que le transmiten sus jugadores de cara al primer encuentro del campeonato.

«Si algo hemos mejorado es que podemos ser un equipo que intente jugar bien al fútbol y que, en momentos complicados, sepa ser intenso y práctico», ha afirmado el entrenador para referirse a un partido cuyo rival «históricamente siempre ha presionado mucho» y que este año «tiene un equipo más pelotero».

En relación al campo de Santo Domingo, Chapi Ferrer cree que sus pequeñas dimensiones implican «muy poco espacio para jugar» y partidos «muy intensos».

El Real Mallorca ha incorporado a 12 futbolistas en este mercado de fichajes y Albert Ferrer confía en tener disponibles a todos sus jugadores para confeccionar la lista de convocados que viaje a Madrid.

«Tenemos que ver cómo están Acuña, Pereira, Coro o Arana, que han llegado más tarde o han estado lesionados. Están bastante bien pero ya decidiremos si vienen o no», ha señalado el técnico.

Ferrer, sin embargo, no ha querido desvelar quién será el portero titular. Jesús Cabrero y Timon Wellenreuther, nuevo fichaje procedente del Schalke 04, se disputan el puesto.

En relación al criterio para elegir el once titular, el «Chapi» Ferrer ha aclarado que no es un entrenador que alinee a un jugador «por el nombre que tiene» y ha elogiado el rendimiento de los canteranos Damià Sabater y Tià Sastre durante la pretemporada.

El Real Mallorca tiene como objetivo el ascenso a Primera en el año de su Centenario, 2016, y Albert Ferrer se aferra al ejemplo del Córdoba, equipo con el que ascendió a la máxima categoría en la temporada 2013-14: «Allí hicimos un equipo muy fuerte a nivel mental y estamos en la línea de conseguir ser un equipo sólido, solidario y que nadie se sienta imprescindible», ha dicho.