El siguiente: Acuña perfila su llegada al Mallorca. | Redacción Digital

8

La revolución en Son Moix ha estallado, tras tres años de autodestrucción y miseria tanto en los despachos como en el terreno de juego, la dirección deportiva ha decido realizar un cambio radical y explorar nuevas rutas modernizando al completo el vestuario bermellón. Así tras concretar los últimos detalles del fichaje de Lucas Aveldaño, el club se apresura a cerrar la llegada de Carlos Javier Acuña, un acuerdo que se encuentra verbalmente formalizado.

El delantero Acuña, de 27 años de edad, viene procedente del Osasuna con el que jugó solo la segunda vuelta anotando un total de tres goles en los dieciséis partidos en los que participó. El primer semestre del año lo pasó jugando en las filas del Watford inglés.

Del hispano-paraguayo se valora su conocimiento del entorno competitivo y las buenas referencias obtenidas durante los rastreos previos, entre ellos de Joan Oriol, con el que compartió caseta en el club navarro. Se espera que en Son Moix el jugador de 1,75 metros con una presencia física más que imponente, alcance la velocidad de crucero que se le ha resistido en esa retahíla de equipos por los que ha transitado y llegue a ser un problema más que evidente para los defensas rivales.

Así pues, cuando el fichaje se cierre, el Real Mallorca tendrá diez nuevos cromos en su colección, una cifra llamativa pero ni mucho menos definitiva ya que en sus planes se encuentran otras cinco o seis nuevas incorporaciones.