El jugador del Real Mallorca Cristian Bustos durante su presentación como bermellón durante el pasado verano. | Pere Bota

11

El centrocampista del Mallorca Cristian Bustos ha reconocido este martes que el equipo, a cuatro puntos del descenso, está en una situación complicada y ha admitido que «es triste» tener que luchar por no bajar de categoría.

«El equipo está como está, no hay que poner más, ni quitar nada. El reto, ahora mismo, es sellar la permanencia cuanto antes sin pasar apuros, y aunque sea triste, es así», ha señalado Bustos en rueda de prensa.

El Mallorca visitará el sábado el campo del Numancia y, según el exfutbolista del Celta, ese partido y los otros cuatro que restan «hay que tomárselos con la seriedad que merece la situación, para intentar sellar esa permanencia cuanto antes», subrayó.

Con respecto a la crítica situación del equipo, Bustos ha señalado que «las alarmas siempre han estado ahí, no es que se hayan encendido ahora», dijo.

«La situación sabemos cual es, nos la hemos buscado nosotros. Hay que ganar partidos, el primero cuanto antes, a ver si esta semana en Soria puede ser y abrir brecha con los de abajo», añadió.

Según Bustos, la irregularidad ha marcado la temporada del Mallorca: «Estamos siendo muy irregulares desde el inicio, no logrando resultados cuando tocaba, nunca nos hemos enganchado arriba y al final se ha complicado», ha explicado.

Con respecto a que si el equipo seguirá en Segunda, Bustos ha respondido: «Somos realistas, estamos a cuatro puntos del primero que desciende y lo que queremos es sacar los puntos suficientes cuanto antes para sellar esa salvación que ahora mismo, tristemente, es el objetivo que tenemos».