El entrenador del Real Mallorca, Valeri Karpin. | Pere Bota

Valeri Karpin trató este jueves de medir sus palabras, pero le costó, ante el nuevo conflicto aparecido en el Real Mallorca y protagonizado por su ayudante, Jorge Hernández, que realizaba las funciones de ‘scouting’ y que ha denunciado al club por trabajar sin contrato.

El preparador del Mallorca dijo que Hernández era un persona cuya labor es «muy importante» y que a partir de ahora «todo se complica».

«No tenemos una persona que es muy importante para el equipo, no solo para el cuerpo técnico, para todos, es fundamental para nuestro trabajo tal y como estamos acostumbrados a llevarlo a cabo. Es un trabajo que sirve para que los jugadores vean todo lo que tienen que ver. Esta persona no está y se nos complica un poco todo. No quiero desviar la atención...ahora que llevamos un par de semanas más tranquilos y por lo menos no salen todos los días noticias de arriba y estamos mucho más tranquilos todos. No quiero hablar mucho de este tema», manifestó el entrenador del Real Mallorca.

Karpin considera que se llega a esta situación «porque hay lío arriba [en el consejo], por eso, porque no hay uno que mande y nada más».

«Cuando las cosas se hacen mal, pasa esto, nada más. Hay un consejo que nombra a un director general al que conocí ayer, y las cosas se hacen mal y ahora lo importante es el partido de Sabadell, luego ya se verá cómo lo solucionamos», dijo un resignado Valeri Karpin.