Ximo Navarro. | Efe

16

Hace unos meses fue Víctor Casadesús y ahora, Ximo Navarro. El lateral derecho, cuyos lazos con el Mallorca caducan el próximo 30 de junio, está a punto de convertirse en nuevo futbolista del Almería y de abrochar su ciclo en Son Moix sin dejar un solo euro en las arcas. Después de reconocer públicamente que su deseo era seguir vistiendo de rojo y de consumir toda la temporada sin recibir respuestas, el defensa se comprometerá para las tres próximas temporadas con el conjunto andaluz, que espera oficializar su contratación a finales de esta misma semana. La puerta de Son Moix sigue abierta y ahora mismo no hay nadie dispuesto a cerrarla.

El Mallorca ha sumado otro grave problema a su interminable lista de enfermedades. Descabezado y sin referentes en el área deportiva, el club debe abordar una minuciosa reforma de la plantilla y despejar todas las incógnitas que siguen flotando sobre los hombros de un manojo de sus futbolistas. Ximo, harto de esperar, ya ha tomado un camino diferente al del club, pero lo más probable es que no sea el último. Álex Vallejo o Álex Moreno, en una situación similar, también podrían seguir sus pasos en las próximas semanas si la entidad no reacciona rápido y empieza a trazar los planos de un nuevo proyecto. Otro de los que va camino de despedirse es Tomer Hemed. El israelí, que también acaba contrato, ha sido tentado por el Maccabi Haifa, pero quien más interés ha mostrado por sus servicios es el Espanyol, que ya se ha puesto en contacto con él a través de su director deportivo, Oscar Perarnau. De momento, las elevadas pretensiones del punta han congelado su fichaje pero si las rebaja es probable que acabe jugando en Cornellà.