Iriney ha sido presentado hoy en Son Moix. | M. À. Cañellas

4

Si hace sólo un par de días era Generelo quien era presentado oficialmente a los medios, hoy le ha tocado el turno a Iriney Santos da Silva, último fichaje del Mallorca.

«Jugar en segunda división para mí nunca ha sido un problema, en mi vida nunca he tenido nada fácil y me gustan los proyectos y los objetivos difíciles. El hecho de venir al Mallorca se debe al interés del señor Serra Ferrer, que no es de ahora», ha asegurado en su comparecencia ante los medios.

Procedente del Watford inglés, el brasileño, de 32 años, llegaría para tapar el boquete que dejaría la salida de Iñigo Pérez. «Físicamente estoy bien para ayudar al equipo, estoy hecho un chaval, y no veo la hora de ponerme la camiseta de entrenamiento y estar con mis compañeros para, en seguida, dar el siguiente paso que es aportar donde más me gusta que es en el campo y en la competición», ha declarado a los medios.

Iriney no ha dudado en revelar su objetivo principal en Mallorca: «Mi objetivo al venir es volver a sonreír, yo lo que quiero es ser feliz haciendo lo que me gusta que es jugar al futbol. Sé que el Mallorca tiene un buen equipo y todo el mundo me dice que este es un lugar maravilloso».