Previous Next
45

Recreativo 3 - 1 Mallorca

Recreativo: Cabrero; Córcoles, Menosse, Ruymán, Fernando Vega; Dimas, Montoro (Jesús Vázquez, m. 68), Álvaro Antón; Arana, Joselu (Gallegos, m. 78), Linares (Jorge Larena, m. 87).

Mallorca: Rubén Miño; Ximo, Geromel (Marcos, m. 84), Bigas, Miguel García; Nsue, Martí, Thomas (Moreno, m. 73), Aki (Alfaro, m. 62); Víctor Casadesús y Gerard Moreno.

Goles: 1-0, m. 15: Linares; 1-1, m. 27: Gerard Moreno; 2-1, m. 58: Linares; 3-1, m. 90: Arana.

Árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó en los locales a Menosse y Córcoles; en visitantes, a Aki, Geromel, Moreno y Miguel García.


El Mallorca pisó el Nuevo Colombino oliendo a recuperación y regresó de Huelva con la sensación de estar un peldaño por debajo de los grandes de la categoría. El Recreativo ganó por insistencia ante un enemigo obtuso en ataque, impreciso en la sala de máquinas y descuidado en las acciones a balón parado. La derrota deja tocado al equipo balear, que llegaba a la entrega con la intención de subirse al tren del ascenso, y dispara al cuadro onubense, que comienza a divisar a los rivales por el retrovisor y ya tiene diez puntos más que los rojillos en su mochila (3-1).


Obligado por las bajas, Oltra removió de nuevo el once. Rescató a Geromel para taponar la ausencia de Nunes y fijó en la izquierda a Aki. El brasileño cumplió sin más, el japonés fue un cero a la izquierda. más que el japonés, que sigue en su burbuja particular. La mañana arrancó con más respeto que fútbol, aunque el Recreativo salió con decisión. Tiene un buen andamiaje y sabe lo que hace el Recre. Con Dimas y Montoro más precisos que la dupla Thomas-Martí, y los extremos Linares y Arana haciendo daño, el conjunto de Sergi comenzó a tumbar el campo con el paso de los minutos. Sin apenas cocinarlo, se encontró con un gol. Fernando Vega, anclado en la izquierda, vio la incursión por el centro de Linares, ante la pasividad de las camisetas rojas, y este decidió ante Miño.

El Mallorca no tardó en reaccionar. Aunque no hizo méritos para equilibrar la cita, de nuevo la conexión Víctor-Gerard generó dividendos. Centro del algaidí y cabezazo del catalán, que ya suma 7 dianas. El empate provocó en el grupo balear un efecto contraproducente. El equipo retrasó las líneas y le entregó al Recreativo el campo y el balón. De ahí al descanso, el conjunto blanquiazul retrató todas las miserias del Mallorca. Impreciso en el pase, mal en el repliegue, sin bandas –mala actuación de Nsue y Aki– y pésimo a la hora de defender los córners. La fragilidad de su sistema defensivo se reflejó en los cuatro saques de esquina seguidos que botó, y remató, el líder. En uno de ellos, Miño se tragó el centro y Geromel sacó sobre la misma línea el remate de Linares. El Mallorca se retiraba al descanso con un empate, pero con la sensación de que si no mejoraba lo iba a pasar muy mal. Muy mal.

La charla de Oltra no alteró los biorritmos de los suyos, que siguieron bajo mínimos. El Recreativo torpedeó al Mallorca a base de córners y Arana encontraba petróleo en cada duelo con Miguel García. Solo los arreones de Ximo, la movilidad de Gerard y alguna jugada a balón parado sacaban al equipo rojillo del atolladero. Sin embargo, el gol local era cuestión de tiempo. Y llegó, cómo no, tras un córner que remató Linares de forma impecable.

Oltra metió al onubense Alfaro –silbado por su gente– pero no aportó nada. Otra vez. Pudo igualar el Mallorca en un balón que tocó Miguel García, en fuera de juego, y remachó Gerard a gol, anulado. Marco Asensio, al que el técnico hizo debutar –17 años y 9 meses–, se sacó de su chistera un pase a lo Laudrup que Víctor desaprovechó dentro del área. Hubo alguna acción aislada más para el empate, pero el decano también malgastó contras clarísimas. Y con los bermellones volcados, Arana le echó el lazo a la matinal con un golazo desde 30 metros que cogió a contrapié a Miño, muy inseguro toda la cita.