0

Gregorio Manzano sigue buscando en el fondo del armario los recambios de cara al Bernabéu. Las ausencias de Pep Lluís Martí y Javi Márquez -a expensas de que prospere el recurso presentado por el catalán- trastocarán los planes del técnico de Bailén, que se verá obligado a modificar el trivote que tan buenos resultados le ha proporcionado en las últimas jornadas.

En el ensayo de ayer, Manzano probó con Andreu Fontàs para ocupar esa plaza por delante de la defensa de Martí, unos metros por detrás de Pina y Tissone. El futbolista cedido por el Barça se perfila como una de las opciones, aunque su inactividad puede perjudicarle para una cita en un escenario como el Santiago Bernabéu. No es la única alternativa que maneja el entrenador del Mallorca.

También existe la alternativa de adelantar a Pedro Bigas al centro del campo, para que Pedro Geromel regrese al centro de la defensa junto a Nunes tras dos partidos de baja por lesión.

El resto del once no diferirá en exceso del equipo que ha provocado la reacción. Aouate seguirá bajo los palos, con Hutton, Nunes y Bigas o Geromel en el centro de la zaga y previsiblemente Luna en el carril izquierdo. El trivote modificará al menos uno de sus integrantes, con el enrachado Alejandro Alfaro en una banda, Giovani con libertad y previsiblemente Víctor Casadesús en la punta de ataque. Manzano aprovechará la sesión de hoy para realizar más pruebas.

Recurso por Márquez

El Real Mallorca realizó ayer un escrito de alegaciones al acta del partido frente al Sevilla FC poniendo de manifiesto que en el minuto 89 del partido el jugador Javi Márquez no tenía ánimo de perder el tiempo, y por tanto no tendría que haber sido amonestado con una tarjeta amarilla.