Alan Hutton. | Ronnie Macdonald

20

Contra la crisis, la zozobra y los malos resultados, más caras nuevas para la plantilla. El Mallorca hurga en el mercado de invierno en busca de un analgésico que alivie sus males y va a oxigenar el vestuario con la incorporación de, al menos, otros dos futbolistas que se engancharán a partir de hoy al tren que conduce Joaquín Caparrós. Por un lado, el club presentará este mediodía al escocés Alan Hutton, que se convertirá en el enésimo inquilino que desfila por ese agujero negro en el que se ha convertido el lateral derecho. Casi al mismo tiempo tiene previsto aterrizar en Son Sant Joan Fernando Tissone, que vuelve a la capital balear medio año después de su marcha con la intención de arrimar el hombro para devolver al grupo a la superficie. Los dos vestirán de rojo hasta final de temporada, gracias a sendos acuerdos de cesión con el Aston Villa y la Sampdoria respectivamente. No obstante, la entidad balear espera poder asegurarse la propiedad de ambos más allá de esa fecha, siempre y cuando su rendimiento sea satisfactorio.

Obsesionada con proteger los flancos y con subsanar con más fichajes la montaña de errores que amontona en esas zonas del campo, la dirección deportiva del Mallorca abrochó durante la jornada de ayer la operación Hutton , que llevaba ya unos días encarrilada. A sus 28 años, el defensa se convertirá en el segundo jugador británico que pasa por el vestuario del Mallorca en Primera División. Al mismo tiempo, asumirá un reto mayúsculo a nivel personal, ya que hasta el momento toda su carrera se ha concentrado entre su país y las primeras plantas del fútbol inglés. El jugador, que actuará a préstamo en Son Moix hasta el 30 de junio, acude al auxilio de un equipo particularmente frágil de cintura para abajo que necesita detener la sangría de goles que recibe si no quiere precipitarse al pozo. Y aunque Serra Ferrer presenta varios fracasos en la posición y sigue sin dar con la tecla (Ratinho, Zuiverloom, Cendrós...), la única competencia que va a encontrar es la de Nsue, marcado tras la derrota ante el Málaga, y Ximo, arrinconado por el propio Caparrós en las últimas jornadas.

Alan Hutton (Glasgow, 1984) ha redactado una extensa hoja de servicios como profesional. Después de emerger entre las filas de uno de los grandes clubes de su país, el Glasgow Rangers, el lateral recaló en White Hart Lane para jugar en el Tottenham, club en el que ya compartió caseta con Giovani dos Santos. Juande Ramos era entonces el técnico de los Spurs, que desembolsaron algo más de 10 millones de euros. Allí alzó la Carling Cup a costa del Chelsea y se comprometió luego con el Aston Villa. Aparte, intercaló un breve paso por el Sunderland y, más recientemente, pasó por el histórico Nottingham Forest en el equivalente a la Segunda Divisón española. Con los dos primeros de la lista sumó kilómetros en todas las competiciónes británicas y desfiló sobre las pasarelas de la UEFA y la Liga de Campeones, en las que se cruzó en el camino de Barcelona, Villarreal u Osasuna. Además, Alan Hutton ha defendido la camiseta de Escocia en 27 partidos, entre los que destaca el que escenificó ante España en el Rico Pérez de Alicante en octubre de 2011.

Amplio recorrido

Hutton llega tras participar en 11 encuentros oficiales, en todos ellos como titular, entre la segunda categoría del fútbol inglés (frente a Leeds, Watford, Brighton, Burnley, Hull City, Ipswich y Wolverhampton) y el combinado escocés (contra Serbia, Macedonia, Gales y Bégica). La última vez que se vistió de corto fue el pasado 26 de diciembre, para celebrar un triunfo a costa del Leeds United (4-2).

Con su llegada, el Mallorca cumple uno de los objetivos que se había marcado con la apertura del mercado: forrar los laterales. Le hizo un lazo al izquierdo con el préstamo de Luna y pule ahora el diestro, donde únicamente podía agarrarse a Ximo Navarro y al parche de Nsue, que ha seguido reculando sobre el tapete tras ser reconvertido primero a centrocampista (Martín Lasarte lo recicló durante su etapa en la Real Sociedad) y, últimamente, a defensa escorado hacia una de las orillas.

Segunda etapa

En el caso de Fernando Damián Tissone, viene a recoger el hilo que dejó en Son Moix a finales del ejercicio anterior. Aunque el Mallorca anoche aún no había confirmado su fichaje, el argentino blindará a partir de esta semana el círculo central junto a Javi Márquez o Pina y podría abrir la puerta a un nuevo dibujo táctico por parte de Caparrós. En principio, debería aterrizar este mediodía en la Isla para ponerse a trabajar de inmediato.

Tisso tiene contrato con la Sampdoria hasta el 30 de junio, pero lo agotará jugando cedido en el Mallorca y a partir de ahí debería ser libre para negociar su futuro. Si se consigue la permanencia el Mallorca debería tener preferencia en ese sentido, aunque el entorno del jugador asegura que el asunto se abordará en su debido momento. «Ahora lo que importa es ayudar al equipo a salir de ahí abajo, nada más», argumentan.

El argentino desembarca en el Camí dels Reis con mucho camino avanzado. Conoce la Liga, las interioridades del club y del vestuario, a una porción destacada de la plantilla y ha trabajado a las órdenes del actual cuerpo técnico. En su primera etapa se comprometió con el Mallorca a pocas horas de que se cerrara el plazo de inscripción veraniego (fichó por la entidad el mismo día que el belga Marvin Ogunjimi) y pese a irrumpir en los campos de Son Bibiloni como un desconocido, se granjeó rápidamente el cariño y respeto de la afición rojinegra. Al final disputó un total de 30 partidos (27 de Liga y 3 de Copa), pero también es cierto que no fue titular durante las seis últimas jornadas, en las que el club se jugaba el acceso a la Europa League.