Antonio López felicita a Víctor Casadesús en un partido de la presente temporada. | Pere Bota

10

El misterio rodea el caso López . El doctor Tomeu Munar, jefe de los servicios médicos del Real Mallorca, aclaró ayer a este periódico que el lateral izquierdo «no ha sufrido ninguna recaída», tal y como aseguró la semana pasada Joaquín Caparrós en rueda de prensa. El galeno bermellón reconoce que la recuperación del futbolista, que el pasado 4 de octubre sufrió la rotura del menisco externo de la rodilla izquierda, va con «cierto retraso» porque la zona intervenida «no ha evolucionado como nosotros preveíamos».

López, cuyo período de baja se había calculado en unos tres meses, acumula ya quince días de retraso según la previsión inicial. Su reaparición se fijo inicialmente en el compromiso ante su exequipo, el Atlético de Madrid, del pasado día 6.

Reincorporación

No obstante, el doctor Munar confía en que el jugador se reincorpore al grupo en los próximos días. «Esta semana es importante para él y su vuelta a los terrenos de juego dependerá de cómo se evolucione». El médico indicó que la rodilla «aún no ha terminado de estar bien» pero «recaída como tal no hubo porque para que recaiga antes tiene que estar en buenas condiciones y eso, en el caso de Antonio, no se ha producido».

Se da la circunstancia que Nunes y Antonio López fueron intervenidos el mismo día y de la misma lesión. Sin embargo, el portugués reapareció menos de dos meses después, en concreto el pasado 2 de diciembre, y desde entonces ha disputado 7 partidos completos, mientras que el alicantino todavía ni siquiera se ha ejercitado con el grupo y ayer lo hizo en solitario junto con Martí Ferragut, el recuperador físico. Es decir, que ya suma cinco semanas de retraso en comparación con el zaguero luso...

Antonio López, que firmó el pasado verano por una temporada tras llegar a la Isla con la carta de libertad, se adueñó de la titularidad desde la primera jornada y hasta su lesión. Vivió la racha buena del equipo, ya que encadenó tres victorias, dos empates y una sola derrota (1-0 en Getafe) antes de caer lesionado en una sesión preparatoria en la Ciudad Deportiva. En los últimos años, las lesiones han marcado la trayectoria de Antonio López. El defensa encadenó la pasada campaña un rosario de lesiones, incluyendo un episodio de vértigo benigno, que le dejó prácticamente inédito. El lateral sufrió una rotura parcial de la unión musculo-tendinosa del músculo popliteo de la cara posterior de la rodilla izquierda, después de haber sufrido una rotura fibrilar en la cara interna del músculo sóleo de la pierna izquierda. Al comienzo de la temporada, fue operado de una limpieza articular en su rodilla izquierda a principios de noviembre. Bigas, Kevin y el recién llegado Luna han ocupado su plaza en el carril izquierdo.