Chico y Javi Martínez pugnan por un balón aéreo durante el partido de Liga (1-1) disputado en Son Moix. | JOAN LLADO

0

El Mallorca se toma una Copa en Bilbao entre dos batalles cruciales en la lucha por la supervivencia liguera. Inmerso en una delicada situación en la clasificación, el grupo balear se adentra hoy en los cuartos de final -su cuarta presencia en esta penúltima ronda copera en el último lustro- ante un Athletic Club que cotiza al alza. Imbatido en los cinco últimos encuentros -suma ya 518 minutos sin recibir un gol- y enrachado en ataque -7 goles en sus dos últimas citas-, el conjunto vasco espera proseguir con su buena racha ante un Mallorca que se ha convertido en su bestia negra en el torneo del K.O. De hecho, apartó a los bilbainos de la Copa el año de su centenario, en 1998, y en 2007.

Después de entregarle toda la responsabilidad a los menos habituales, Joaquín Caparrós está meditando la posibilidad de mezclar el once. De mantener a algunos de los héroes ante la Real Sociedad, pero apostar también por los pesos pesados del vestuario. El técnico utrerano aclarará sus intenciones hoy, cuando facilite la lista de expedicionarios que al mediodía partirá rumbo al aeropuerto de Loiu.

Nombres al margen, el bloque balear afronta este primer asalto de los cuartos con la intención de capturar un resultado que mantenga abierta la puerta de semifinales. Aunque el Mallorca prepara el duelo de mañana, 20.00 horas, en San Mamés con la mochila cargada por su situación en la Liga -está a solo un punto del descenso- desde el vestuario optan por un discurso optimista y se toman la Copa como el camino más corto para alcanzar el éxito. En el caso de superar la barrera de cuartos, aguardaría en semifinales el vencedor de la eliminatoria Espanyol-Mirandés que arranca hoy (21.00 horas) en Cornellà.

En Bilbao, se respira el ambiente de las grandes ocasiones. La buena marcha del bloque de Bielsa en el campeonato y la posibilidad de alcanzar una nueva final copera ha encendido las calderas de San Mamés, que registrará una gran entrada.

La presencia de Caparrós en el enemigo supone un aliciente extra para el Athletic. Los integrantes de la plantilla bilbaina han ensalzado la labor realizada por Jokin en el club vasco y consideran una «ventaja para el Mallorca» la presencia del técnico utrerano en el bando enemigo.

El Athletic se presenta en forma. El regreso de Fernando Llorente al equipo titular y 7 goles en los dos últimos partidos le han disipado al Athletic Club las dudas sobre su capacidad goleadora que le habían surgido tras los dos partidos sin marcar con los que inició 2012, y principal debate en el entorno rojiblanco de un tiempo acá. Además. Esa efectividad, sumada a una gran solidez en defensa traducida en 518 minutos imbatido, le permiten afrontar el choque de mañana con garantías.

Espanyol-Mirandés, hoy

El conjunto de Pochettino recibe al 'matagigantes' en Cornellà (21.00 GolT) con la intención de allanar su clasificación.