El centrocampista uruguayo del Mallorca, Chori Castro, intenta un centro ante el brasileño del Barça Dani Alves, ayer, en el Camp Nou. | Carlos Mira

2

El 5-0 reflejó la superioridad exhibida por el Barcelona. Una superioridad que los propios jugadores del Real Mallorca reconocieron y que consideraeon que comenzó a fraguarse después de que Messi inaugurara el marcador desde el punto de penalti. Los futbolistas rojillos manifestaron haber hecho todo lo posible para detener a los hombres de Guardiola y precisaron que la situación actual necesita un golpe de timón que debería producirse el próximo sábado en Son Moix ante el Sevilla.

Martí Crespí
«El primer gol tan rápido de Messi nos ha matado»
En su análisis del partido el central pobler opinó que «hemos salido bien y pudimo marcar en una jugada de Joao Victor. Estuvimos aguantando bien, pero el penalti nos ha hecho bastante daño. El primer gol nos ha matado». Además, también añadió que «siempre que juegas ante el Barcelona o el Real Madrid te puedes esperar esto. También esperas hacer un buen papel y llevarte algo positivo, pero su primer gol ha sido rápido y a la media hora de partido ya estábamos 3-0». El defensa explicó que «de fuera parece que se puede hacer más, pero corres y corres detrás del balón y nunca llegas». Martí Crespí admitió que la situación actual precisa un cambio rápido y manifestó que «llevamos una dinámica mala y se tiene que romper, así que el sábado en casa hay que lograr los tres puntos como sea».

Martí
«El Barça ha estado preciso en el pase y en el remate»
El centrocampista mallorquín razonó que el triunfo del Barça llegó por «el acierto y la precisión en el pase y el remate que han tenido». Además, también opinó que «se ha hecho lo que se ha podido. La primera ocasión fue nuestra y tuvimos la intención de poner las cosas difícil teniendo el balón con el peligro que supone, pero no nos queda otra que asumir la derrota y pensar en el sábado». El capitán mallorquinista, que fue sustituido en la segunda mitad cediendo el brazalete al delantero Víctor Casadesús, dijo que el conjunto bermellón necesita «más precisión en la salida y más confianza con la pelota para hacer más daño en el ataque».