El entrenador del Real Mallorca, Joaquín Caparrós, da instrucciones a sus jugadores durante el partido de Liga ante el Sporting de Gijón. | Montserrat T. D

8

Joaquín Caparrós explicó al final del encuentro que los errores defensivos costaron muy caro y que sintió especialmente la derrota por la afición, que ayer en un número de poco más de nueve mil se dio cita en Son Moix y no vio ganar a su equipo.

El técnico de Utrera reconoció que su equipo tuvo opciones de marcar más de un gol, pero como dijo «las ocasiones hay que materializarlas y ayer no pudimos y no se pueden dar las facilidades que hemos dado al equipo rival en defensa», reflexionó el entrenador del Real Mallorca. «Debemos sacar conclusiones de lo que ha ocurrido, aprender y prepararnos para el siguiente partido. Hemos jugado bien 25 minutos, donde tuvimos una buena intensidad, se crearon ocasiones de gol, se marcó y metimos al Sporting en su campo», explicó Joaquín Caparrós.

Actitud

El andaluz reconoció que la derrota ante el Sporting fue «un palo» para él y para el equipo y lo sintió de forma especial por los seguidores que se dieron cita en el campo. «Lo siento mucho por la afición, que estaba ahí animándonos, estaba bien con nosotros y queríamos ganar y transmitirles desde el primer momento que el equipo tiene actitud y que queríamos darles una alegría y no ha podido ser, por lo tanto le debemos una más a nuestra afición», comentó el entrenador del Real Mallorca.

El equipo sufrió una serie de desajustes defensivos que ocasionaron la resurrección del Sporting. Caparrós destacó que pese a que este tipo de acciones se trabajan durante la semana, luego en el campo y sobre el terreno de juego, los futbolistas y el juego son los que deciden en muchas ocasiones. «El juego es de los futbolistas y no del entrenador, pero hay que seguir trabajando, no nos pueden hacer las dos ocasiones de gol que nos hicieron y no queda más remedio que seguir trabajando, apretar los puños y estar cabreados y seguir adelante», manifestó el entrenador del Mallorca. Respecto a la decisión que tomó finalmente de dar la alternativa a Joao Victor en defensa en lugar de Cendrós, el entrenador simplemente declaró que «al entrenador le pagan para tomar decisiones y la decisión que he tomado es que sea él quien juegue», manifestó el entrenador del equipo mallorquinista.

MANOLO PRECIADO

«En la primera parte ellos pudieron haber sentenciado»

Por su parte el entrenador del Sporting dijo que la victoria en Mallorca «es doble porque redondea la victoria de la jornada anterior. Teníamos muchas ganas de ganar fuera y hasta que no lo haces no te lo crees». Preciado dijo que en la primera parte el Mallorca estuvo «muy bien y muy metido, con intensidad, no sé si por la caraja nuestra o por acierto de ellos y eso les llevó a poder sentenciar el partido. Luego estuvimos mejor nosotros, contragolpeamos bien y tuvimos la pizca de suerte necesaria», comentó. Sobre la polémica en el descanso con David Barral, Preciado explicó que «no ha pasado nada, él quería hablar con Barral por lo sucedido y yo le he dicho que los futbolistas que se arreglen entre ellos. Yo he reprendido a mí jugador por lo que hizo y nada más».