El Mallorca, como demuestra la imagen, conquistó el torneo el año pasado tras imponerse 3-2 al atlético de Madrid. | Monserrat

1

El Mallorca trabaja contrarreloj para cerrar el cartel del Ciutat de Palma y exponer el proyecto 2011-12 ante sus aficionados. Después de no concretar algunas de las opciones que manejaba la entidad para la puesta de largo del equipo isleño en la semana previa al inicio de la temporada, el club está intensificando las gestiones para tratar de encontrar a un rival con «cierto nombre». En principio, el Mallorca baraja los días 13 -el 14 se disputa el partido de ida de la Supercopa de España entre Real Madrid y Barcelona- o el lunes 15, que es festivo, para disputar el torneo de presentación.
La idea que maneja la SAD balear es que el Ciutat de Palma, que alcanzaría su trigésimosexta edición, sirva como presentación oficial del segundo proyecto Serra-Laudrup, repitiendo el experimento del curso pasado. Cabe recordar que en aquella ocasión, el grupo balear conquistó el torneo ante el Atlético de Madrid (3-2). En cualquier caso, sería el único partido que se dispute en Palma antes del inicio de la Liga.
Uno de los inconvenientes con los que se está encontrando el club para contratar a un rival de garantías es que las grandes ligas europeas, como la Bundesliga -arranca este fin de semana- o la Premier League -el día 13- ya estarán en marcha, por lo que se antoja muy complicado que el Mallorca se mida a un equipo inglés o alemán en el Ciutat de Palma.
A falta de tres semanas para que la Liga suba el telón, las huestes de Laudrup no divisan ningún encuentro amistoso en el horizonte, aunque la entidad trabaja para concretar algún bolo más antes de que arranque el campeonato.
Después de dos semanas en Holanda y de un par de días de descanso, la plantilla isleño tiene previsto reanudar esta tarde su preparación en la Ciudad Deportiva Antonio Asensio, con la baja del francés Michel Pereira, que estará cuatro semanas alejado de los terrenos de juego. También se espera la recuperación inminente de los porteros Dudú Aouate y Juan Calatayud, que se perdieron los últimos amistosos debido a sendas lesiones.