El Mallorca ha confirmado el fichaje de Ienaga en el mercado de invierno.

16

La contratación del centrocampista japonés Akihiro Ienaga (Hyogo, 13.6.1986), que firmó en la tarde de ayer para lo que resta de temporada y cuatro años más, es algo más que un simple fichaje exótico. Lejos de invertir en algo desconocido, de arriesgar en una apuesta cuya presencia esta misma campaña en el equipo isleño es incierta -se iría cedido si el club no se desprende de un extracomunitario-, el Mallorca puede asegurarse con la llegada del interior nipón unos extraordinarios ingresos atípicos, desde contratos de televisión hasta una probable gira por Asia.
El ex futbolista del Cerezo Osaka, cuyo interés desveló Ultima Hora el pasado sábado, pasó de puntillas por la Isla, pero le sacó jugo. Llegó a primera hora, superó el reconocimiento médico, estampó su firma hasta el año 2015, con una cláusula de rescisión de 18 millones de euros, y abandonó la Isla por la tarde. En principio, su presentación oficial tendrá lugar el 28 o el 29 del presente mes de diciembre.
El club balear trata de granjearse un buen futuro económico y por eso se ha lanzado en busca del mercado asiático. De entrada, ha firmado a un futbolista que figuraba en la agenda de varios clubes europeos -entre ellos el Atlético- que explotó muy joven -debutó con apenas 18 en la J-League con el Gamba Osaka, proclamándose campeón de Liga con apenas 19- y que alcanzó la internacionalidad absoluta en un amistoso ante Perú en 2007 de la mano de Ivica Osim.
El Mallorca ha contratado a un jugador que, además de sus prestaciones, le va a meter de lleno en el mercado asiático. Ienaga garantizaría seguramente ingresos en ventas de camisetas y dará a conocer al club en Asia, tal y como sucedió hace un lustro, con el fichaje de su compatriota Yoshito Okubo. La sociedad japonesa es muy mitómana y tiende a idealizar a a los futbolistas por encima incluso del club en el que militan.
Algunos de los equipos más prestigiosos de Europa ya han firmado a jugadores asiáticos, algo que ha mejorado notablemente sus ingresos atípicos. Catania (Morimoto), CSKA Moscú (Honda), Wolfsburg (Hasebe) y Borussia Dortmund (Kagawa) siguen los pasos que abrieron hace ya unos años los Inamoto, Shinji Ono, Takahara, Nakamura, que el pasado año fracasó en el Espanyol, y Nakata, sin duda, el japonés que más nombre se granjeó más allá del país del sol naciente.
Formado en la cantera del Gamba Osaka, en 2005 colaboró en el campeonato de la J-League conquistado por su equipo. Ese mismo año, disputó el Mundial sub-20 disputado en Holanda y que conquistó la Argentina de Messi, Agüero y compañía. Japón, con Ienaga como titular, cayó en dieciseisavos ante Marruecos.
Lesiones
Después de ganar la Super Copa (2007) con el Gamba Osaka y de estrenarse con la absoluta de la mano de Ivica Osim, recaló cedido al Oita Trinita. Una serie de lesiones le privaron de la continuidad -apenas disputó 5 partidos en 2008-, para mejorar su rendimiento en 2009. Ese año estuvo a punto de recalar en el Plymouth Argyle F.C, de la Segunda inglesa, pero no logró el permiso de trabajo. Regresó a Osaka, en este caso al Cerezo, donde ha brillado con 4 goles en 31 partidos. Según los informes que maneja Serra Ferrer, el gran valedor de su fichaje, se trata de un futbolista de buen manejo con ambas piernas, que actúa en posiciones de banda y poseedor de buen velocidad y remate.
Ahora bien, su futuro depende de que uno de los tres extracomunitarios -previsiblemente Castro- abandone el club en el próximo mercado invernal. En caso contrario, Ienaga aceptó ayer la cesión a algún club en caso de no poder ser inscrito.