PALMA - ENTRENAMIENTO DEL REAL MALLORCA | Monserrat

0

El fútbol de Gonzalo Castro vuelve a estar expuesto en la vitrina de la Liga. Pese a las intermitencias de su juego, el centrocampista uruguayo incrementó el pasado fin de semana el volumen de su discurso con una brillante actuación ante el Málaga (un gol y una asistencia a Webó) que le desmarca como una de las piezas más interesantes del proyecto bermellón. Y lo hace precisamente a un mes de que se abran las puertas del mercado de invierno, momento en el que el Mallorca parece dispuesto a escuchar ofertas por su traspaso. «Hasta que no firme en otro lado, me queda un año y medio en el club», comentaba ayer el propio futbolista. «Estoy tranquilo porque se está haciendo un buen trabajo y si podemos mejorar, bienvenido sea. En lo personal trato de tener un buen rendimiento. Si todos llegamos a un acuerdo puede haber una oportunidad. Estoy tranquilo porque sé que estoy haciendo las cosas bien. Si hay una opción, se hablará», añadía.

A la espera de lo que ocurra, Castro valora de manera muy positiva lo que está haciendo el Mallorca, además de considerar «un alivio» que el equipo ya cuente con la mitad de los puntos que aseguran la continuidad en Primera. «Se están dando los resultados dentro y fuera de casa por lo que hacemos un buen trabajo. Estamos en una zona privilegiada de la tabla y tenemos a grandes equipos por detrás. Ahora hay que viajar a Getafe para mantener esta sexta posición porque te da un respiro en un campeonato muy largo"».

El Chori , que ha sido utilizado por Laudrup en varias posiciones desde que se puso en marcha el campeonato, destacaba también que «vengo sintiendo bien en los todos los lados donde juego. Contra el Málaga me sentí un poco mejor porque cambiamos con Emilio ya me estaba costando que me llegara el aire. El equipo se siente muy cómodo, y aunque el otro día no dimos buena imagen pero conseguimos lo que queremos, el resultado».