1

El Mallorca ya conoce el camino hacia las competiciones europeas. El equipo bermellón, que ha cubierto los dos primeros tercios de la temporada sin apartar en ningún momento los pies del suelo continental, tiene trece partidos por delante para alcanzar el nuevo objetivo y, teniendo en cuenta los números que arroja la clasificación, tendrá que centrar la batalla en dos rivales muy concretos: Athletic y Deportivo. Con el Villarreal a diez puntos y exhibiendo una irregularidad importante da la sensación de que la nueva Europa League está más cerca que nunca. En cualquier caso, la plantilla tampoco está dispuesta a renunciar todavía a la Champions y apurará todas las posibilidades de disputar la máxima competición de clubes.
Según las cifras actuales, el Mallorca blindaría su presencia en Europa ganando la mitad de los encuentros que le restan por tachar en su agenda. O lo que es lo mismo, le bastaría con mantener el ritmo que ha impuesto hasta ahora en Son Moix y con sacar adelante los siete partidos que le quedan en casa. No obstante, de aquí a final de campaña desfilarán por el ONO Estadi algunos de los conjuntos más poderosos de la Liga y los tres próximos compromisos en Palma serán durísimos. El primero en pasar por caja será el Atlético de Madrid (21 de marzo) y luego vendrán el Barcelona (28 de marzo) y el Valencia (11 de abril). Después el calendario casero se irá suavizando y viajarán a la capital balear el Osasuna (18 de abril) y el Málaga (25 de abril). El último coco, el Real Madrid, acudirá a la Isla a tres capítulos del final (5 de mayo) y el Espanyol cerrará el curso (16 de mayo). Fuera, en cambio, todo parece más sencillo, ya que además de la inminente visita a Getafe habrá que desplazarse a Santander, Almería, Zaragoza, Bilbao y A Coruña.
Athletic y Deportivo, por su parte, tienen por delante una ristra de compromisos muy similares a los del Mallorca, aunque tanto los vascos como los gallegos tendrán que visitar algunos de los estadios más complicados del torneo. Los de Caparrós deberán presentarse en el Calderón, el Camp Nou, Mestalla, Reyno de Navarra y el Santiago Bernabéu. Prácticamente los mismos que el conjunto gallego, que cambiará Chamartín por el Pizjuán y añadirán a su lista San Mamés.
Aún así, el Mallorca intentará certificar su clasificación europea antes de llegar a los últimos episodios de la Liga, ya que los de Manzano, el Athletic y el Deportivo cruzarán sus caminos en tres encuentros de alto voltaje.