Nadal y Medvedev, que ha sido apartado del torneo tras dar positivo por coronavirus, se saludan tras finalizar su entrenamiento previo al inicio del Masters 1000 de Montecarlo. | ATP

2

El positivo de Daniil Medvedev que le impedirá disputar el Masters 1000 de Montecarlo encendió todas las alarmas después de que el lunes se ejercitara con Rafael Nadal, que ha dado negativo en el test que se le ha practicado y podrá debutar este miércoles ante Federico Delbonis.

El anunico del positivo por coronavirus de Medvedev por parte de la organización ha generado un notable revuelo en el torneo monegasco, ya que, además de perder al número dos del mundo, se daba la circunstancia de que había compartido pista con Nadal.

El contacto de Nadal con el ruso, aunque fuera respetando las normas de seguridad y los protocolos pertinentes, ha motivado que el manacorí y los integrantes de su equipo Carlos Moyà y Rafael Maymó. Todos han dado negativo.

Nadal ha podido ejercitarse según tenía previsto este martes antes de entrar en competición en un torneo que ha conquistado en once ocasiones y en el que tiene la oportunidad de recuperar el número dos de la clasificación mundial si alcanza la final.

La baja de Medvedev, que actualmente es segundo en el ránking, elimina una de las grandes amenazas de la parte baja del cuadro por la que tratará de avanzar el balear. El ruso se presumía como su rival en las semifinales, aunque su juego no es precisamente el que más se adapta a la tierra batida.

«Es una gran decepción», ha manifestado el jugador al anunciar su retirada. «Me enfocaré ahora en recuperarme y estoy deseando regresar sano al circuito tan pronto como sea posible». Medvedev se ha puesto en cuarentena y su estado de salud es vigilado por los médicos del torneo y del circuito ATP.

Thiem y Federer son los únicos grandes nombres del planeta tenis que no toman parte del Masters 1000 de Montecarlo, que alza el telón de la temporada de grandes torneos de tierra batida que culminará en Roland Garros.