Toni Nadal, director del Mallorca Open, en la presentación del torneo. | Jaume Morey

0

Será el primer Roland Garros en el que no veremos a Toni Nadal pisando la arcilla o dando instrucciones desde la tribuna de entrenadores. Eso sí, el director del Mallorca Open 2018, torneo del circuito WTA que se disputará en Santa Ponça del 17 al 24 junio, aprovechó la presentación del evento para refrendar su apuesta por su sobrino, más viendo sus prestaciones esta temporada, que define como «muy buena. Ha perdido dos partidos, uno por lesión y el otro ante Thiem en Madrid. Ha ganado dos Masters 1.000, en Barcelona... Fue una pena la lesión de Australia, tenía opciones de estar en la final, pero debe estar bien contento», aseguraba Toni, que realzó el valor de volver a liderar el ránking de la ATP. «Recuperar el número uno no era fácil, porque el año pasado sumó muchos puntos en este tramo, pero ahora hace falta hacer un buen torneo en París para reafirmarlo», dijo Toni.

Pensando en la gran cita de Roland Garros, Toni Nadal no esconde que «a día de hoy, tras los resultados de Montecarlo, Barcelona, Madrid y Roma, creo que el máximo y el gran favorito es Rafael. Ahora bien, a partir de aquí hay un jugador como Zverev que ha hecho campeón y final; después Thiem ha demostrado que es complicado, y Djokovic ha vuelto. Es el favorito Rafael, pero fácil no será. Ganar Roland Garros y vencer a alguno de esos rivales no es nada fácil», advirtió el director del Mallorca Open.

Respeto
El nombre de Novak Djokovic no debe ser dejado de lado para Toni, pese a los difíciles momentos que ha atravesado. «Es uno de los mejores jugadores de la historia. Ha tenido un bajón pronunciado, no ha jugado de forma estable en el último año y medio, pero es un grandísmo tenista. Cuando está en pista, cuando recupera su nivel, te pone en problemas. Siempre es favorito, allá donde juegue», comentó sobre el serbio.

Regresando a las espectaculares prestaciones de su sobrino, con un récord de sets consecutivos ganados de por medio, Toni dijo al respecto que «cuando juegues con Dimitrov o con Nishikori no te guanten no es normal. Lo normal es lo que ha pasado en Roma, cuando Fognini, Djokovic o Zverev te ponen en problemas. Es lo que puede pasar en Roland Garros. Por eso, reitero que no será fácil, pero es favorito Rafael», reiteró.