Nadal avista el desembarco sobre tierra batida

| | Palma |

Valorar:
preload
Rafael Nadal durante su encuentro de la Copa Davis ante Alexander Zverev.

Rafael Nadal durante su encuentro de la Copa Davis ante Alexander Zverev.

HEINO KALIS

Tras el éxito de España en la Copa Davis, Montecarlo ya se vislumbra en el horizonte. Llega la tierra de Nadal, que ha firmado un regreso triunfal en Valencia antes de desembarcar en el tramo más importante de su temporada. Después de algo más de dos meses en el dique seco, el número uno del mundo inicia una travesía de dos meses frenéticos en los que defenderá su hegemonía sobre la superficie y tratará de seguir engordando su palmarés de leyenda.

En Houston y Marrakech los jugadores ya vuelven a ensuciarse las zapatillas con la tierra que ahora recupera todo el protagonismo en el circuito ATP. Nadal ya lo ha hecho sumando dos puntos decisivos en la clasificación de la ‘Armada’ para las semifinales de la Copa Davis y esta semana afinará su puesta a punto para encarar el Masters 1000 de Montecarlo, que alzará el telón este domingo.

Será la primera vez desde que es profesional que Rafael Nadal llegue a la campaña de polvo de ladrillo con apenas siete partidos disputados. La retirada por una lesión de grado 1 en el psoas ilíaco de su pierna derecha durante el duelo de cuartos de final del Abierto de Australia y la recaída en Acapulco han dado forma a inicio de año anormal que provoca que no haya completado ningún torneo desde octubre de 2017.

Eso sí, ha sido pisar la tierra y Rafael Nadal ha vuelto a exhibir sus credenciales. La eliminatoria de cuartos de final de la Copa Davis entre España y Alemania ha dejado constancia de su recuperación y su nivel de juego superando con solvencia al número cuatro del mundo, Alexander Zverev, uno de los jugadores al frente de la nueva generación de aspirantes a la cima.

El mallorquín no asumió riesgos en los Masters 1000 de Indian Wells y Miami tras el susto que supuso volver a sentir dolor en la que iba a ser su vuelta sobre el cemento en México. La prioridad, como siempre, la salud, tener las mejores condiciones para competir con garantías y no comprometer los meses en los que tiene más posiblidades de coleccionar éxitos. El 22 de marzo ya inició el trabajo sobre las pistas de tierra en Manacor y en la Copa Davis ha confirmado que está a punto.

Al nivel del mar y en uno de sus escenarios predilectos, el poseedor de diez Copas de los Mosqueteros se dispondrá la semana que viene a abrir un período en el que volverá a ser el riva a batir. Defenderá una vez más la corona en Montecarlo, donde suma diez entorchados, y sin solución de continuidad hará lo mismo en Barcelona, donde otras diez veces se ha dado el baño del campeón en la piscina del Real Club Tenis Barcelona. El 23 de abril arrancará una nueva edición del Godó en la que el manacorí arrancará como vigente campeón.

La semana siguiente al paso por la Ciudad Condal será una de las escasas treguas competitivas que aparecen en su agenda, porque tras este breve paréntesis será el turno de los Masters 1000 de Madrid y Roma. Del 6 al 13 de mayo Nadal volverá a defender el título en la Caja Mágica, mientras que el Foro Itálico tomará el relevo en el calendario del 13 al 20 de mayo.

Apenas volverá a tener unos días de relativa calma antes del gran colofón en París. Roland Garros comenzará a disputarse el 27 de mayo convertido un año más en la pieza más codiciada. Es el Grand Slam en el que parte con más opciones de éxito, pero fiel a su manual de estilo no quiere llevar la vista más allá de Montecarlo. Tras levantar la ‘Décima’, volverá a pelear por morder de nuevo la Copa de los Mosqueteros el 10 de junio.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.