El director general del Palma Futsal, José Tirado, junto al directivo del Barcelona Aureli Mas durante el sorteo de la Champions celebrado este jueves en Nyon (Suiza). | Palma Futsal

1

Los sorteos no suelen sonreír al Palma Futsal, que ha vuelto a ver como la suerte le jugaba una mala pasada en Nyon. El conjunto de Ciutat se estrenará en la Champions en el grupo de la muerte después de quedar emparejado con el Kairat Almaty, el Anderlecht y el Sporting Club París en la fase conocida como 'Main Round', que se disputará del 25 al 30 de octubre. Los isleños se jugarán en tierras belgas su pase a la siguiente ronda, a la que accederán los tres primeros.

El Palma Futsal partía como cabeza de serie en el bombo número uno y su tarjeta ha sido la primera en salir cuando tocaba repartir a los equipos más fuertes. Ha ido a parar al grupo 1, en el que precisamente habían caído todos los rivales a evitar. Tanto el Kairat Almaty como el Anderlecht, que además ejercerá de anfitrión, eran los equipos más potentes de cada uno de sus bombos y los que sobre el papel había que esquivar para aumentar las opciones de clasificación, pero la histórica mala suerte de la escuadra isleña en los sorteos se ha hecho patente de nuevo.

Los tres primeros clasificados sacarán el billete para la Elite Round, en la que se definirá la definirá la Final a Cuatro que coronará al mejor equipo de Europa. La Elite Round se celebra del 22 al 27 de noviembre con 4 grupos de 4 equipos clasificados en la ronda anterior más los que entran de la fase B (equipos con peor ranking que van por otra fase). El mejor de cada grupo accede a la Final Four, que se disputará entre abril y mayo en una sede por determinar con dos semifinales y la final del torneo.