El director general del Palma Futsal, José Tirado, este viernes, en Son Moix, durante la rueda de prensa de final de temporada. | Palma Futsal

0

El Palma Futsal afronta un cambio de ciclo tras cerrar la temporada más complicada de su historia. El club mallorquín, que el pasado martes bajó la persiana después de caer eliminado por el Barcelona en las semifinales del playoff por el título, ya tiene desplegados sobre la mesa los planos del curso que viene. Un nuevo proyecto en el que verá reducido ligeramente su presupuesto, en el que tendrá más protagonismo la cantera gracias al ascenso del filial a Segunda División y en el que habrá cambios importantes en la plantilla, ya que se producirán entre cinco y seis salidas. En cualquier caso, el objetivo seguirá siendo el mismo de siempre: llegar lo más arriba posible.

Así lo explicaba esta viernes en Son Moix el director general del Palma Futsal, José Tirado, que recordaba lo duro que ha sido para el club un ejercicio marcado por los efectos de la pandemia y, sobre todo, por el fallecimiento del presidente Miquel Jaume. «Es un año triste para nosotros en muchos aspectos», reconocía Tirado. «Desde que empezó ha estado lleno de incógnitas y ha sido todo muy difícil económicamente hablando. Ha sido el año más difícil de la historia del club».

A su vez, Tirado se mostraba «orgulloso» por el trabajo de todo el equipo, aunque lamentaba que se hubiera quedado de nuevo a las puertas de la gloria. «Nos duele que a día de hoy no hayamos podido jugar una final porque creo que lo merecemos», señalaba.

Pensando ya en la temporada que viene, Tirado confirmaba la continuidad de Antonio Vadillo en el banquillo y admitía que el deseo del club es que en la plantilla del primer equipo vayan teniendo cada vez más presencia los futbolistas de una cantera en la que la inversión de los últimos años ha sido notable. El director general ha confirmado que habrá más bajas aparte de las de Joao y Mati Rosa y que el club ha trasladado una propuesta a Miguel Sayago, Miguelín, de la que todavía espera respuesta. Al mismo tiempo, el Palma ha rechazado una oferta por Diego Nunes procedente del fútbol sala ruso que habría cubierto el presupuesto de la próxima temporada.