El jugador del Barcelona André Coelho intenta frenar el avance del pívot del Palma Futsal Vilela en un momento del partido que ha enfrentado a ambos equipos en el Palau Blaugrana.

1

El Palma Futsal ha despedido la temporada al caer (6-4) ante el Barcelona en el segundo encuentro de la serie de semifinales. Un gol de Daniel en el segundo tiempo de la prórroga ha frustrado el sueño de los mallorquines y el intento de remontada de los hombres de Antonio Vadillo, que han conseguido forzar el tiempo suplementario tras verse 4-2 en los últimos compases de la segunda mitad.

De nuevo el Barcelona y las semifinales han sido un obstáculo insalvable para los isleños, que han logrado marcharse al descanso 0-2, pero han sufrido la jerarquía y la pegada de los catalanes en el segundo acto. La reacción final de los de verde pistacho han alimentado unas esperanzas que se han diluido en el segundo episodio de la prórroga.

Con la lección del primer partido bien aprendida, el Palma Futsal ha sabido controlar el juego en la primera mitad y el tanto de Marlon a los cuatro minutos de juego ha reforzado la confianza en su plan. Una acción de estrategia, que esta temporada ha sido una de las grandes armas de los isleños, ha permitido a los visitantes abrir el marcador al aprovechar el brasileño la asistencia de Lolo para fusilar a Dídac.

Los de verde pistacho han manejado el ritmo tapando todas las vías de ataque a un Barça que se ha sentido muy incómodo. Desactivada la amenaza de las conducciones de Dídac para generar superioridades, el buen hacer del equipo de Ciutat ha doblado su recompensa en el tramo final del primer tiempo, cuando Raúl Campos ha aprovechado un desajuste defensivo de los culés para plantarse en el uno contra uno y establecer el 0-2.

El paso por los vestuarios ha dado un vuelco al guion del choque. El Barça ha comenzado a carburar y a jugar a lo que más le interesaba con posesiones largas. Han sido minutos de zozobra para el Palma Futsal, que ha visto como Dyego recortaba distancias a los dos minutos de la reanudación.

La fortuna también se ha aliado con los locales en la jugada del empate. El disparo de Dyego lo ha repelido un omnipresente Carlos Barrón con tan mala fortuna que el rechace lo ha terminado empujando Ferrao de cabeza a la red.

Las tablas le han hecho mucho daño a los visitantes y el Barça ha olido la sangre. Los locales han sacado a relucir su pegada para hurgar en la herida con otros dos tantos en apenas dos minutos gracias a sendas acciones de Adolfo y Ferrao que parecían sentenciar la contienda con el 4-2.

La necesidad se ha convertido en la mejor inspiración del Palma Futsal, que, igual que en el partido de Son Moix, ha reaccionado con el portero-jugador. Higor, con una buena maniobra, ha alimentado las esperanzas del equipo de Vadillo, que ha conseguido el empate gracias a otro buen movimiento del pívot brasileño tras un disparo al larguero de Lolo que ha culminado Raúl Campos para colocar el 4-4 en el electrónico y forzar la prórroga.

En el tiempo suplementario los visitantes han arrancado con ambición y manteniendo el portero-jugador tal como hizo precisamente su rival en el primer partido que cayó del lado azulgrana en Son Moix. La escuadra de Vadillo ha tenido el control aunque sin llegar a disfrutar de ocasiones para desequilibrar la contienda.

En la segunda parte de la prórroga ha sido el Barcelona el que ha arrancado con portero-jugador y ha encontrado una mínima grieta en la defensa de los especialistas defensivos de los mallorquines para ponerse por delante. Marcenio ha filtrado un pase entre la defensa y Daniel ha desviado el lanzamiento con el muslo para conseguir el 5-4.

El Palma Futsal lo ha intentado hasta el final con el ataque de cinco, pero se ha estrellado con el oficio y la buena disposición del Barça. Dídac ha cerrado el encuentro con el 6-4 desde su propia área y a puerta vacía para permitir que los azulgrana saquen el billete para la competición europea y la gran final por el título.