Imagen de los jugadores del Palma Futsal a su llegada al hotel de concentración en Sevilla antes de enfrentarse al Betis. | Palma Futsal

0

Año nuevo, vida nueva es probablemente uno de los tópicos más manidos por estas fechas y es el que quiere aplicarse el Palma Futsal en su visita al Centro Deportivo Amate. Los de Antonio Vadillo visitan este domingo (12:00/IB3) al Betis con el propósito de olvidar los sinsabores con los que despidió 2020 y recuperar las prestaciones que le situaron como líder de Primera División.

El paréntesis navideño se convirtió en la mejor terapia para hacer borrón y cuenta nueva a los males que evidenció el equipo en su eliminación de la Copa del Rey y los tropiezos ligueros en el Palau d’Esports de Son Moix ante el Movistar Inter (0-4) y Jaén (3-4). La fiabilidad defensiva era uno de los puntos fuertes del equipo, que dejó al descubierto unas lagunas preocupantes en el tramo más reciente de la competición.

Sin embargo, tampoco conviente perder de vista que el Palma Futsal es el mismo equipo que acumula semanas al frente de la tabla y que durante el grueso de la primera vuelta ha sido el rival a batir. Su liderato actualmente es circunstancial teniendo en cuenta que el grueso de sus perseguidores tienen un puñado de partidos menos en sus casilleros, pero el potencial de su plantilla es indudable. Este domingo es un partido para resurgir y reivindicar su verdadero nivel.

Ya sin Allan en el equipo y con las bajas de Tomaz Braga, Diego Nunes y Ángel Claudino, el Palma Futsal no encara el duelo de este mediodía en la mejor situación, aunque el gen competitivo del grupo ha salido a relucir cuando se han acumulado los problemas y más complejo parecía el momento. Vadillo completó la expedición que viajó ayer a Sevilla con el canterano Carlos Gómez y recupera al capitán, Carlos Barrón, que se perdió el último encuentro jugado en Son Moix por sanción.

El aliciente de iniciar el 2021 con buen pie le añade una motivación extra a un duelo que no estará exento de morbo teniendo en cuenta la cantidadad de viejos conocidos que defienden la elástica verdiblanca. El partido supone el reencuentro con Juanito, que dirigió al Palma entre 2014 y 2017, y con un notable puñado de jugadores que pasaron por la Isla como Rubén Cornejo, Burrito, Chicho o Nico Sarmiento.

Pese a su condición de recién ascendido, el Betis, que la temporada pasada eliminó al Palma Futsal de la Copa del Rey siendo equipo de Segunda División, cuenta con un presupuesto destacado en la máxima categoría del fútbol sala nacional y nombres importantes en su plantilla como el del pívot Emilio Buendía, que figura en la lista de máximos artilleros del campeonato con ocho dianas.

Los verdiblancos, que despidieron el año 2020 superando al Peñiscola y truncando una racha de tres derrotas consecutivas en la liga, necesitan el triunfo para seguir aspirando a un billete para la Copa del España que el Palma Futsal ya tiene en su poder.