Los jugadores del Palma Futsal Ximbinha, Catela, Tomaz, Diego Nunes, Eloy Rojas y Carlos Barrón posan sobre el parquet de Son Moix. | Palma Futsal

0

El Palma Futsal afronta este sábado (13:00/Gol televisión) un test de fiabilidad en su visita al Ciudad de Tudela. El conjunto de Antonio Vadillo visita al Aspil Jumpers Ribera Navarra con el propósito de enmendar su derrota en casa ante el Jaén Paraíso Interior y afianzarse en las posiciones de privilegio para seguir dando pasos hacia la Copa de España de Málaga.

El conjunto de Ciutat necesita paliar fuera el revés encajado como local para mantener una buena progresión de puntos en la primera vuelta y no añadir más presión de la necesaria a sus próximos envites. El propio Antonio Vadillo ha advertido de la necesidad de encarar el partido en tierras navarras como si de una final se tratara. De hecho, lo catalogó como «el partido más importante en lo que va de temporada» y con esta mentalidad ha viajado la expedición isleña.

El preparador jerezano tiene a sus doce jugadores disponibles al margen de los lesionados de larga duración Mati Rosa y Diego Quintela para encarar la primera de las dos exigentes salidas consecutivas que les depara el calendario. Precisamente el hecho de enlazar dos desplazamientos complejos eleva la necesidad en el duelo de esta noche, ya que el próximo viaje a Cartagena también representará un examen de altura ante otro de los equipos llamados a sacar el billete para la Copa de España.

La hoja de ruta del Palma Futsal para asaltar el Ciudad de Tudela es clara: elevar el nivel de acierto y minimizar los errores en la fase de construcción. Los mallorquines han demostrado una notable solvencia defensiva, tal como acredita su condición de equipo menos goleado de la liga, pero aspiran a multiplicar su efectividad de cara a la portería rival.

Las características del rival, que realiza una presión alta y destila intensidad en todas sus acciones, es la que obligará a extremar las precauciones en la salida del balón, que es protagonista en la propuesta del grupo de Antonio Vadillo, que se exige imponer el ritmo que más le conviene y sacar a relucir su vocación ofensiva.

La escuadra navarra cuenta con multitud de viejos conocidos de la afición mallorquina y muchos de ellos con la intención de reivindicarse. Desde el banquillo liderado por José Lucas Mena ‘Pato’ hasta el pívot brasileño Paulinho, en las filas del Aspil Jumpers también se encuentran los jugadores del Palma Futsal David Pazos, Alejandro Lemine o Lucas Trípodi.

Los números del Aspil Jumpers Ribera Navarra en casa llevan a engaño, ya que sólo ha sumado una victoria ante su gente en lo que va de temporada. Un triunfo y tres derrotas es el balance de los cuatro partidos que ha jugado en casa, pero sus tres tropiezos se han producido ante Movistar Inter, Barcelona y ElPozo Murcia.

El conjunto de Pato encara el partido con bajas sensibles, ya que no podrá disponer de hombres importantes como Ferran, Sergio y el capitán David, que cayó lesionado la pasada jornada ante el Cartagena. Los navarros vienen de jugar dos partidos seguidos como visitantes con sendas derrotas, por lo que necesitan la victoria para no verse muy descolgados de la carrera por estar entre los ocho primeros al final de la primera vuelta, que al inicio del curso era uno de sus objetivos.