La plantilla del Palma Futsal se conjura sobre el parquet de Son Moix. | Palma Futsal

0

El Palma Futsal completa este domingo (12:30) su particular trilogía de visitas a los grandes. Los hombres de Antonio Vadillo se enfrentan al Barcelona de regreso al escenario en el que la temporada pasada se disputaron las semifinales por el título de Primera División. La escuadra de Ciutat aspira a dar el golpe para marcharse al parón liguero con grandes sensaciones tras un inicio de curso accidentado.

El Palau Blaugrana examina de nuevo al Palma Futsal, que el año pasado se despidió del sueño de alcanzar la final sin perder un solo partido. Los mallorquines se impusieron en Son Moix y sólo cedieron en los penaltis en la pista del campeón. Estos precedentes alimentan el sueño de la escuadra balear, que ha demostrado que tiene un plan y recursos para hacer frente al equipo más en forma de la competición liguera.

Vadillo todavía llega con muchos jugadores tocados para hacer frente a un compromiso de gran dificultad. Sin poder disponer de los lesionados de larga duración Diego Quintela y Mati Rosa, el preparador jerezano puede aumentar la cuota de protagonismo de Diego Nunes, que ya reapareció en la agónica victoria conseguida ante el Peñíscola la pasada jornada. El brasileño sigue con molestias igual que Eloy Rojas, Raúl Campos y Catela, aunque todos echarán el resto teniendo en cuenta que la liga abrirá un paréntesis y nadie quiere perderse un partido para los que no hace falta motivación extra.

El triunfo sobre el conjunto castellonense reforzó la moral de los isleños, que ya han enlazado tres jornadas sin conocer la derrota sumando siete de los últimos nueve puntos después de encadenar dos derrotas en sus dos primeros compromisos. El principal reto de los mallorquines es elevar el nivel de efectividad de cara a la portería rival, un hándicap importante teniendo en cuenta además que el grueso de sus jugadores con problemas físicos son de la parcela ofensiva.

A falta de gol, el Palma puede presumir de ser el segundo equipo que menos tantos recibe, aunque precisamente el juego ofensivo es uno de los principales argumentos del Barcelona. El potencial azulgrana también se ha visto mermado por una plaga de lesiones. Marcenio fue el último en sumarse a una lista con Lozano, Esquerdinha y Aicardo.

En cualquier caso, Andreu Plaza puede presumir de un equipo con mucha pólvora en ataque, pero también de intensidad y de un grupo que se conoce a la perfección y que tiene experiencia de sobra para adaptarse a diferentes situaciones de partido como las que le puede proponer el Palma Futsal. Además, los precedentes eliminan el posible factor sorpresa de la formación mallorquina, que se ha ganado el respeto de los grandes y el Barcelona, que es el único equipo de la competición que cuenta sus partidos por victorias, ya está sobreaviso de la amenaza isleña.