La plantilla del Palma Futsal posa en Son Moix. | Palma Futsal

0

El Palma Futsal apuesta este sábado al cuatro. Busca su cuarta victoria consecutiva a falta de cuatro partidos para el final de la liga con el reto de asaltar la cuarta plaza. Los de Antonio Vadillo visitan hoy (17:00) al Peñíscola en una jornada estratégica en sus aspiraciones de hacerse con la mejor posición posible de cara a los playoffs por el título.

Con el final de la fase regular asomando en el horizonte cada partido cobra especial relevancia y el Palma Futsal tiene marcado en rojo este desplazamiento ante un rival que apura sus opciones de acceder a las eliminatorias por el título. Los mallorquines saben que sus posibilidades de asaltar la cuarta o incluso la tercera posición pasan por ganar en su viaje a tierras castellonenses, pero también que el triunfo les permitiría apalabrar el quinto puesto antes de recibir a su gran perseguidor, el Jaén.

El Palma Futsal, que se impuso 2-1 en el encuentro de la primera vuelta afronta el partido con la única baja de Diego Nunes, con problemas en el pubis. Finalmente sí estará a disposición de Vadillo Diego Quintela, que se ha recuperado a tiempo de sus molestias en el tobillo.

Tres triunfos consecutivos han elevado el nivel de confianza del conjunto de Ciutat, que desprende sensaciones diferentes a las que le sumergieron en una trayectoria irregular a principios de año. La contundente victoria sobre el Levante pusieron de relieve la recuperación de las señas de identidad de un equipo que demostró seguridad defensiva, pegada en ataque y, sobre todo, personalidad para imponer el guion de partido que más le conviene en cada momento.

Los mallorquines han sido capaces de aglutinar estas virtudes en sus últimas puestas en escena y hoy afrontan el examen de la regularidad que ha sido su asignatura pendiente. El Palma Futsal se mide a un rival obligado y arropado por los suyos. «Es el partido más complicado de todo lo que nos queda. Es una cancha muy difícil ante un equipo muy intenso, aguerrido, que juega muy directo y es una cancha complicada para sacar puntos», resumió Antonio Vadillo.

Peñíscola es el primero de los cuatro últimos partidos que el Palma afrontará ante equipos que apuntan al playoff.