Los jugadores del Palma Futsal celebran uno de sus goles en la victoria ante el Barcelona en Son Moix. | @PalmaFutsal

0

El Palma Futsal se sumerge en otro tramo fundamental de la temporada. En un momento determinante para acabar de definir el paisaje de la liga regular, los de Antonio Vadillo reciben este viernes al Levante (Son Moix, 20.30 horas) con el deseo de certificar su presencia en el próximo playoff por el título -sería la sexta ocasión que el club lo consigue- y sacarle punta a otros enfrentamientos directos para meter presión a los rivales que tiene por delante en la clasificación.

Una misión en la que no podrá contar con Diego Nunes, que permanece fuera por molestias, pero para la que recupera a Nico Sarmiento, que ha vuelto a la lista de convocados tras volver a entrenar con normalidad.

El campeonato se adentra en sus cinco últimas jornadas y todos los equipos quieren acabar de tomar posiciones en función de los objetivos trazados. En el caso del Palma Futsal, empieza a recorrer la recta de meta desde la quinta posición de la parrilla, algo que tampoco le impide seguir mirando hacia arriba ni descartar una plaza mejor. Entre otras cosas, porque cualquier mejora en ese sentido le concedería la ventaja del factor cancha en los cruces.

Para conseguirlo, el conjunto de Son Moix presenta un déficit de cuatro puntos con respecto al tercer puesto, ahora mismo en las manos de Osasuna Magna, y tres sobre la cuarta, en posesión de un gigante como Movistar Inter. En cualquier caso, ambos cruzarán sus caminos en esta jornada y el Palma Futsal podría ser el gran beneficiado, siempre y cuando consiga derrotar a un Levante anclado al séptimo puesto que tampoco puede despistarse. Además, el Jaén Paraíso Interior, sexto en la tabla, visita la cancha del líder, el Pozo Murcia.

La principal novedad en el conjunto mallorquín será el regreso a la pista de Nico Sarmiento. El portero argentino ha dejado atrás los problemas en la mano y ya está a pleno rendimiento. Nada que ver con Nunes, que sigue con molestias en el pubis y continúa con el tratamiento recuperador, por lo que estará ausente de nuevo.

El Palma Futsal quiere que su mejor punto de apoyo vuelva a ser la fortaleza que muestra en su base de operaciones, en la que han rodado los mejores momentos de la campaña y en la que ya han caído los grandes. Buscarán alargar la inercia ganadora y mejorar sus calificaciones finales ante un oponente que siempre suele ponerle las cosas difíciles. Los precedentes en los partidos disputados en Son Moix han sido muy equilibrados y los valencianos ya forzaron un empate en la primera vuelta.

De hecho, el Levante es de los mejores equipos a domicilio del torneo y obligará a la escuadra local a extremar las precauciones. Un peligro que ya subrayó el propio Vadillo. «El Levante siempre nos ha puesto las cosas complicadas en los últimos cuatro o cinco años y será un partido parejo. Tenemos que seguir creciendo en las pequeñas cosas que marcan la diferencia en este tipo de partidos y, a partir de ahí, imponer nuestro juego», decía el entrenador jerezano. «Es un rival que en los últimos partidos en nuestra casa brinda duelos con muchas alternativas y siempre te complica el encuentro hasta el último segundo. Hay que estar muy concentrados, minimizar los errores y, sobre todo, los detalles», concluía.