Nicolau Mir, en una imagen captada en París. | Xelska Illes Balears

Nicolau Mir se tuvo que conformar con la octava posición en la final de paralelas de la Copa del Mundo de gimnasia artística masculina, que se ha disputado este fin de semana en París. El deportista olímpico del Xelska Illes Balears, acompañado por el técnico Manuel Martínez, se vio lastrado por una caída, por fortuna sin consecuencias, que restó peso a su puntuación en el momento decisivo.

De esta manera, Mir logró una valoración de 12.200, lejos de los 14.600 del brasileño Souza, que se alzó con la medalla de oro en la capital francesa, un evento en el que el mallorquín logró la clasificación para la final de paralelas con la cuarta mejor nota el pasado sábado, aunque la fortuna no le acompañó en la pelea por las medallas.