Antoni Segura y Sete Benavides junto a su entrenador Kiko Martín. | R.D.

El piragüismo mallorquín ha estrenado este domingo su medallero en el Campeonato de Europa que se está celebrando en la ciudad alemana de Múnich tras un nuevo éxito de la pareja formada por Sete Benavides y Antoni Segura, que se han colgado la medalla de plata en la categoría C2 200 metros. La dupla del Real Club Nàutic Port de Pollença ha alargado su idilio con el podio en las gran cita continental con un segundo puesto que les consolida como una de las principales referencias de la distancia.

Noticias relacionadas

Benavides, bronce olímpico en los Juegos de Londres 2012, y Segura han terminado en segunda posición la final directa con un crono de 37.592 a 0.673 de los nuevos campeones europeos, los polacos Aleksander Kitewski y Arsen Sliwinski, mientras que el bronce ha sido para los lituanos Henrikas Zustautas y Vadim Korobov. Los mallorquines han sumado otra brillante muesca a un historial en el que ya podían presumir de haber subido al podio en el Mundial de 2019.