Imagen de la carrera. | HIPSONPARDO

2

El Hipódromo de Son Pardo vivió en la noche de este jueves una situación difícil con la muerte del caballo ‘Ever More’. Lo hechos tuvieron lugar en los últimos metros de la segunda carrera, el Premi Malone, cuando el caballo conducido por Tomeu Mascaró, con el dorsal once, cayó desplomado y murió prácticamente al instante protagonizando la noticia triste de la jornada en el hipódromo palmesano.

Al parecer las primeras hipótesis tras el incidente indicaban que el caballo sufrió un aneurisma, una inflamación de una vena que estalló y esto como es lógico acabó con la vida del caballo. 'Ever More' murió en cuestión de segundos entre otras cosas porque este tipo de dolencias son de muy difícil previsión y cuando suceden no se puede hacer nada para salvar la vida del animal.

No es algo que suela ocurrir habitualmente en las carreras, los casos son contadísimos, pero sin duda cuando suceden causan una profunda tristeza en el sector del trote y entre el aficionado a las carreras de caballos.

En el apartado deportivo la penúltima jornada de noviembre de Son Pardo presentó como carrera central la final del torneo para importados franceses. Bacchus d'Ela sorprendió a los principales favoritos y se adjudicó el título. ‘Basco de Villodon’ fue quien marcó la pauta de la prueba y ‘Bacchus d'Ela’ se situó a su estela . A 600 metros de meta salió de la cuerda, quedó junto a ‘Basco de Villodon’ por el exterior y marcó la diferencia en los 150 metros finales, ganando a 1.14'9 en los 2.650 metros con Miquel Àngel Binimelis.

Il Capo Mar’ ganó la otra carrera destacada de la tarde el Premi Nardon DF para machos de tres años, después de liderar el recorrido de principio a fin, con una marca de 1.19 en los 2.150 metros de manos de Joan Toni Riera.