El técnico Pedro Mir alza sobre sus hombros a la gimnasta israelí Ofir Netzer, finalista en el Mundial de Japón. | Xelska

0

Defiende los intereses de su país natal, Israel, pero desde hace tres años reside en el Coll d'en Rabassa, el kilómetro cero del Club Xelska, que junto al Centre de Tecnificació Esportiva Illes Balears (CTEIB) han dado cobijo a la gimnasia Ofir Netzer. A las órdenes de Pedro Mir, la deportista ha logrado todo un hito para su nación.

Y es que, en el Mundial de gimnasia artística que se está disputando en Kitakyusu (Japón), Netzer ha logrado clasificarse para la final de salto, al lograr la octava posición en las clasificatorias con una puntuación de 13.516. Algo inédito en la historia de la gimnasia israelí, que gracias a ella da un paso al frente en su evolución.

Netzer, de 25 años y entrenada por Pedro Mir, ha echado raíces en Mallorca, estando incluso empadronada en su emplazamiento actual de la popular barriada palmesana. Hace cuatro años que eligió Mallorca como destino para progresar y se ha integrado a la perfección a la Isla y a su grupo de entrenamiento. Forma parte del Xelska, al que ha representando recientemente en la Liga Iberdrola, y se ejercita con el resto de gimnastas del programa de tecnificación de artística.

Ahora, Ofir tendrá la oportunidad de pelear por las medallas en la final de salto y seguir haciendo historia para Israel y para el Xelska, que contarán con presencia en las jornadas decisivas del Mundial de gimnasia artística femenina.

Además de en salto, Netzer compitió en barra (10.733), suelo (9.966) y paraleas (11.333), para completar su participación en el All Around con una puntuación global, añadiendo los 13.516 de salto, de 45.498 (47ª). Eso sí, esta malllorquina de adopción se ha ganado el derecho a soñar en este Mundial de Japón.