Mónica Calzetta mueve pieza durante una de las partidas simultáneas celebradas ayer. | M. À. Cañellas

0

En su recta final y en el marco del Festival Internacional de Ajedrez de Calvià, Palmanova fue escenario en la mañana de ayer de un encuentro de altos vuelos. Ajedrez magistral de la mano de las dos grandes referencias femeninas dentro de este deporte. La mallorquina Mónica Calzetta y la canaria Sabrina Vega protagonizaron una exhibición de partidas simultáneas en la que un combinado de jóvenes promesas, con notable presencia femenina, y de personajes de la sociedad civil isleña se enfrentaron a dos de los tableros más notables del panorama estatal.

Exigencia

La motivación de enfrentarse a dos jugadoras de nivel internacional, fijas en el equipo español en Olimpiadas, Mundiales y Europeos fue un estímulo para los participantes. Sabrina Vega sufrió una derrota a manos de la excampeona de Mallorca Sub 10, Blanca Aguado, cedió tablas ante el actual subcampeón de España Sub 10, Pau Marín, y se impuso en el resto de las partidas, destacando lo reñida que fue su partida con Paquita Muñoz, concejal del área de Palmanova, que resistió casi tres horas.

Por su parte, Mónica Calzetta cedió tres empates, ante el periodista de Ultima Hora Javier Jiménez, y los jóvenes Lluc Marín y Erica Granados ganando el resto de las partidas.