Imagen del equipo nacional de boxeo, con el mallorquín Youba Sissokho, primero por la izquierda en la fila superior. | FEB

0

Los boxeadores olímpicos Gabriel Escobar y Enmanuel Reyes Pla, que se quedaron a una victoria de asegurar medalla en Tokio en unos combates polémicos por las decisiones de los jueces, y el mallorquín Youba Sissokho, capitán del equipo nacional y que se estrenó con victoria en el profesionalismo el pasado 23 de septiembre, lideran el equipo español para los Campeonatos Mundiales de Boxeo Aficionado que se disputarán en Belgrado (Serbia) del 24 de octubre al 6 de noviembre.

La Federación Española de Boxeo (FeBoxeo) reúne a nueve púgiles en nueve categorías diferentes en la que será la primera gran prueba del nuevo ciclo olímpico para los hombres y que cuenta con novedades importantes.

La primera es la inclusión de los premios económicos para los medallistas. El oro asciende hasta los 86.437 euros, 43.300 para la playa y 21.650 en caso de bronce.
Además, cambia la división de pesos, desde los mundiales, en 13 categorías: mínimo (46-48 kg), mosca (-51 kg), gallo (-54 kg), pluma (-57 kg), ligero (-60 kg), superligero (-63,50), wélter (-67 kg), superwélter (-71 kg), medio (-75 kg), semipesado (-80 kg), crucero (-86 kg), pesado (-92kg), superpesado (+92 kg).

Sissokho será la esperanza española en superwélter (-71 kilos), avanzando de peso a la caza de una medalla y de mantenerse como uno de los referentes nacionales.

El equipo técnico estará formado por Rafael Lozano y Carlos Jesús Peñate. El fisioterapeuta de la selección, Jorge Sánchez Patón, será también parte de la expedición española, así como Juan Tomás Rodriguez Tejera, presidente de Boxeo Abierto de AIBA (AOB) y vicepresidente de la FeBoxeo, quien será el responsable de la misma.

“Nuestro equipo está muy ilusionado, ya que se ha demostrado en los torneos anteriores que están fuertes, rápidos, contundentes en su técnica y táctica en sus combates, lo que ha hecho que tengan una mayor seguridad sobre el ring, que es de lo que años anteriores carecían por la falta de experiencia. Lo único que pedimos es que los jueces sean realmente justos y honestos en sus decisiones; así alcanzaremos algún puesto en el podio, que es el éxito que merece este grupo”, dijo Rafael Lozano, el seleccionador español, que afronta su tercer ciclo al frente del equipo español.

Por su parte, el presidente de la FEBox, Felipe Martínez, explicó que, dado el ajustado presupuesto, en principio se pensó en llevar a cuatro deportistas a la cita. Sin embargo, la entrada de nuevos patrocinadores ha posibilitado que el número crezca hasta los nueve.
“Se ha realizado un gran esfuerzo para que España haya podido llevar a este equipo al Mundial, pero realmente se lo merecen todos y cada uno de los componentes del equipo nacional, que llevan trabajando estos años muy duramente. No podíamos dejar en tierra a ninguno. Tras el paso de los JJOO, es la recompensa también para todos aquellos que no pudieron acceder a esa cita pero que, en Belgrado, van a estar al máximo nivel y van a seguir haciendo historia para el boxeo español”, comenta en un comunicado difundido por la FeBoxeo.