Pep Tatché rueda en el velódromo olímpico de Horta, en Barcelona, durante un test.

0

Es uno de los récords más mediáticos del ciclismo, pero en España lleva medio siglo sin poder mejorarse. Ese es el reto que afrontará el próximo lunes, 11 de octubre, el catalán Pep Tatché. El reto, superar tras 60 minutos de pedaleo constante los 43 kilómetros y 864 metros que fijó Roberto Palavecino el ya lejano 31 de octubre de 1971 en El Tiemblo (Ávila).

La cita será a las 14 horas y el escenario en Velòdrom Illes Balears de Palma. Llega Tatché, más triatleta que ciclista, con el aval de ser el mejor especialista nacional del último medio siglo en la distancia, toda vez que posee el récord de España Máster 40, con un registro de 46 kilómetros y 273 metros (Palma Arena, 2017), siendo el mejor recorrido homologado de todos los tiempos por un deportista español, toda vez que los 53 kilómetros y 40 metros de Miguel Indurain completados en Burdeos en 1994 fueron considerados como mejor marca de la hora y no récord.

A sus 46 años, Tatché encara 60 minutos para la historia. Para elevar la barrera del récord de la hora español en la categoría Élite. Y lo hará con las mismas armas que en 2017 y la seguridad de las referencias de los tests previos, que le hacen tener muchísimas opciones de lograr su objetivo. «Llevo tiempo entrenando con una cadencia de 104-105 y un desarrollo de 56-15», explica Pep, que usará el mismo cuadro que en su anterior plusmarca, aunque con un manillar de 38 centímetros, «más estrecho que aquella vez», junto a ruedas lenticulares y una equipación preparada «para mejorar la aerodinámica».

«Mi objetivo es estar en 47 kilómetros», reconoce abiertamente Tatché, quien estará acompañado por familiares y amigos de Mallorca en un intento que contará con todos los elementos legales para su homologación por parte de la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC). Todos los gastos corren a su cuenta, desde las tasas federativas (unos 2.000 euros), pasando por el control antidopaje, el alojamiento y traslado, el cronometraje a cargo de Edosof, que aprovechará su presencia en la Isla con motivo de la Semana Internacional de Másters. La ayuda de Joan Llaneras, director deportivo del Velòdrom Illes Balears, también ha agilizado el proceso.

En esta ocasión, contará Tatché con la ayuda del preparador Miguel Ángel Sáez, que le permitirá ampliar sus perspectivas a la hora de lograr el objetivo y dejar alto el listón, buscando estimular a los ciclistas españoles, especialmente a los profesionales, a la hora de potenciar un desafío de enorme carácter mediático. Muy lejos están los 55 kilómetros y 89 metros del belga Victor Campenaerts (Aguascalientes, México, 2019), pero Pep Tatché quiere situar a Mallorca y al Velòdrom Illes Balears como escenario de un nuevo hito para el ciclismo español y punto de encuentro para intentar dar continuidad a este reto que, 50 años después, aspira a rebasar uno de los registros más longevos de nuestro deporte. Un récord de la hora, aquel de Palavecino en 1971, que parece tener los días contados.