Con la descalificación de Shuklin, el mallorquín pasará a ser a todos los efectos tercero. | Archivo

0

El piragüista mallorquín Sete Benavides está más cerca de tener, al fin, su medalla olímpica. Tras más de dos años de espera después de la descalificación por dopaje del lituano Jevgenij Shuklin, plata en C1 200 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el palista del Real Club Náutico del Port de Pollença podría ser a todos los efectos medallista de bronce en unas semanas.

Y es que el Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI) pondrá sobre la mesa el caso de Shuklin. La cita será del 15 al 18 de octubre próximos en Atenas, y dentro del orden del día se encuentra la desposesión de Shuklin de esa plata olímpica, toda vez que en junio de 2019, y tal y como adelantó Última Hora, ya fue descalificado por el propio COI, quien trasladó a la Federación Internacional de Piragüismo (ICF) la orden de reordenar la clasificación de aquella final olímpica de C1 200, eliminando a Shuklin y modificando dos de las tres plazas del medallero.

Benavides fue cuarto en aquella final olímpica, disputada el 11 de agosto de 2012 en Eton Dorney. Con la descalificación de Shuklin, quien dio positivo en el reanálisis de las muestras realizado a posteriori por clorodehidrometiltestosterona (turinabol), Sete pasará a ser a todos los efectos tercero y medalla de bronce, mientras que el ruso Iván Sthyl ascenderá a la segunda plaza y será plata, mientras que el ucranianas Yuriy Cheban seguirá como campeón olímpico de C1 200 metros.

El COI tiene previsto desposeer de la plata al lituano Shuklin en su encuentro de octubre, por lo que Benavides será reasignado y proclamado medallista de bronce, lo que será el primer metal olímpico para el piragüismo balear en toda su historia.

Una vez se haga oficial la decisión del COI, respaldada por la ICF -presidida por el español José Perurena- se procederá a la entrega presencial de la medalla a Benavides, un acto previsto en la sede del Comité Olímpico Español, en Madrid, aunque también está previsto otro en la Isla.

Pero este bronce olímpico no sería la única medalla a añadir al palmarés de Sete, pues la descalificación de Shuklin y la consiguiente sanción al palista lituano le concederá los bronces en C1 200 en el Mundial de 2014 y el Europeo de 2013.

La de Sete Benavides será la medalla número 27 en la historia del deporte olímpico balear, la primera cronológicamente (C1 200, Londres 2012) y la tercera del piragüismo isleño, junto al oro y la plata de Marcus Walz en Río 2016 (K1 1000) y Tokio 2020 (K4 500).