El Club de Tiro Mallorca lleva ya muchos años formando jóvenes en esta modalidad. | Juan Poyatos

0

Arranca una nueva temporada de la escuela de tiro olímpico de pistola de aire para niños en el Club de Tiro Mallorca. La situación sanitaria ha mejorado y tras una temporada difícil da comienzo una nueva etapa, con medidas preventivas, lógicamente, pero con la misma ilusión y objetivos.

El primer contacto de todo tirador con su deporte suele empezar con el tiro infantil, concretamente con arma corta de aire comprimido. Ésta es la base de todo joven tirador, el aire comprimido. Además, las armas de fuego están prohibidas para los menores.

El Club de Tiro Mallorca lleva ya muchos años formando jóvenes en esta modalidad, que consiste básicamente en disparar con balines del calibre 4.5 a una distancia fija de 10 metros sobre blancos de papel. Las competiciones son apoyado para los más pequeños y a pulso para los más mayores. Se hacen entre 20 y 25 disparos y la suma de puntos define al campeón de la tirada.

Fernando Ballester

Las clases en los últimos años las imparte Fernando Ballester, monitor con decenas de años de experiencia y gran cantidad de campeonatos conseguidos en distintas modalidades. Fernando, ahora dedicado íntegramente a la formación de los más jóvenes, imparte sus clases en la galería del Club de Tiro Mallorca, en la carretera vieja de Bunyola, los miércoles, viernes y sábado de 18 a 19h. La primera clase, el primer día, que siempre es de prueba, es vital y sirve para saber si el niño o niña se divierte con el tiro. Lo habitual es que los niños disfruten, ya que el ambiente es de enorme tranquilidad y equilibrio, cualidades vitales para el tiro olímpico que les vienen muy bien a todos los niños. Mantener la calma, la concentración, superar los malos tiros propios, ser constante y tener ganas de superarse son las condiciones que se mejoran con el tiro olímpico, una modalidad en la que el principal rival es uno mismo. El control de la respiración también es muy importante. Aprender a controlar los nervios, la respiración y la concentración en el tiro, ayudan a los niños incluso a mejorar sus resultados escolares.

Cantera

Los menores admitidos en la escuela que dirige Fernando Ballester van de edades que oscilan entre los ocho años y los 18 años. Actualmente hay un total de 10 niños inscritos y están repartidos casi a partes iguales entre niños y niñas.

El arma utilizada es una pistola de alta competición de un solo disparo con acción por una botella de aire comprimido. Su manejo no es excesivamente complejo, pero requiere de un monitor autorizado y experimentado para su uso correcto y seguro. Los niños, incluso los más pequeños, en sólo unas sesiones, entienden el funcionamiento del protocolo y en pocas horas de entrenamiento tiran con seguridad y sorprendente precisión.

Nunca se ha registrado accidente alguno en la galería de aire, no por casualidad, sino porque lo que prima en las clases es el autocontrol y la seguridad en el manejo de la pistola y todo el procedimiento de acción y disparo.

Quedan plazas libres para niños y niñas en la escuela de tiro para niños del Club de Tiro Mallorca. Para empezar sólo hace falta animarse e ir a probar un día, el resto dependerá de la perseverancia de cada uno y de la ilusión por superarse y mejorar, como en todo. Eso sí, son muchos los que después de probarlo por primera vez no dudan en adentrarse en una modalidad apasionante.