El ciclista del Movistar Enric Mas. | Manuel Bruque

1

El mallorquín Enric Mas (Movistar) se ve «en lo más alto» de su carrera deportiva tras luchar codo con codo con Primoz Roglic (Jumbo), en la etapa de este miércoles con final en el muro de Valdepeñas de Jaén.

Mas explicó en meta como tuvo que tocar a Roglic en un momento de la subida para no verse obligado «frenar» en plena rampa, aunque sin que haya habido polémica al respecto entre ellos como se vio en la charla que mantuvieron y los saludos que se hicieron.

«O le toco o tengo que frenar, dijo el balear, «contento» por su segunda plaza tras Roglic en una cuesta que no era para sus condiciones.

Noticias relacionadas

«Estoy muy contento, aunque sinceramente y con perdón de la expresión, cuando he tomado la última curva a izquierdas a falta de 100 metros y he visto ese puto 'muro', he agachado la cabeza y he dicho 'Ay, ay, ay? hoy no va a ser'», ha explicado en arranque de su ascensión.

Mas desveló que «había visto cincuenta veces el vídeo de la victoria de 'Purito' en 2015». «Pero yo no sé que vi y, o bien él iba muy fácil o yo, muy atufado», insistió en la dureza de la subida final con rampas de hasta el 27 por cinto.

Ya valorando la carrera que está realizando, el de Artá se ve en su «mejor momento». «Yo creo que sí. Roglic es, junto a Pogacar, Van del Poel y poca gente más los corredores de referencia a día de hoy, y poder disputar carreras, esta Vuelta en concreto, codo con codo con él es lo más grande de mi carrera», reflexionó.

Mas, no obstante, se acordó de las ausencias de Alejandro Valverde y Johan Jacobs, los compañeros que han tenido que abandonar en este Vuelta. «El equipo sigue trabajando muy bien; sigo repitiendo que la ausencia de Alejandro y la de Johan son muy grandes, pero con el equipo que tenemos, y así lo sentimos cada día, se puede seguir peleando por esta Vuelta», apuntó feliz también por el rendimiento de Miguel Ángel López, tercero hoy y tercero entre los grandes favoritos.