El presidente del Real Club Náutico de Palma, Emerico Fuster (2d), y el director territorial de MAPFRE en Baleares, Óscar Celada (i), en el momento del corte de cinta de inauguración de la 39ª Copa del Rey MAPFRE, celebrada este viernes en la Sala Magna del Real Club Náutico de Palma (RCNP). | T. Ayuga

0

La Sala Magna del Real Club Náutico de Palma (RCNP) acogió este viernes la inauguración oficial de la 39º edición de la Copa del Rey MAPFRE, un acto que supuso el pistoletazo de salida para la cita reina de la temporada de vela.

El acto de inauguración contó con la presencia de Emerico Fuster, presidente del RCNP; Óscar Celada, director territorial de MAPFRE en Baleares; y los miembros de la Junta Directiva del club Alejandro López y Jorge Forteza.

«Este año volvemos a estar en las cifras previas a la pandemia, con más de un centenar de participantes de una veintena de países y unas ganas de navegar y de competir como no se habían visto antes. Hay hambre de mar y nos enorgullece estar aquí para saciarla», dijo Fuster, que se mostró muy agradecido a MAPFRE y al resto de patrocinadores y colaboradores.

El encargado de cerrar el acto fue Óscar Celada y lo hizo afirmando que «ahora sí, soltamos amarras y damos comienzo a la 39 edición de la Copa del Rey MAPFRE de vela». «Son ya 40 años de historia desde que comenzó a celebrarse esta regata y 13 años, desde que, en 2008, MAPFRE decidió subirse a este barco para patrocinar este evento deportivo tan apasionante», recordó Celada.

«Quiero reiterar e insistir en que para nosotros es un auténtico privilegio y un honor poder demostrar nuevamente nuestro compromiso con este deporte, con los valores que representa y con todos los participantes en este evento», añadió.

Desde que la pandemia de la COVID-19 obligó a tomar fuertes medidas restrictivas sociales y deportivas, la «responsabilidad sanitaria» siempre ha sido «una de las prioridades» del Comité Organizador y es por ello que en esta nueva edición el RCNP ha «buscado la manera de crear un espacio lo más seguro posible tanto para regatistas como para todo el personal involucrado en el evento».

Así lo explicó en la presentación Manuel Fraga, director de la regata: «Estos días vamos a acoger a mucha gente en las instalaciones y por eso debemos conseguir un espacio seguro. Se han exigido pruebas negativas de PCR o Antígenos a todas aquellas personas que van a circular de manera recurrente por el club, tanto al personal como a los participantes, medios de comunicación, etc. Las circunstancias nos obligan a ser muy cautos», indicó.

Fuster, por su parte, agregó que «las cosas han cambiado en el último año, lo que nos ha obligado a adoptar medidas sanitarias con las que esperamos poder llevar a cabo este evento con la máxima tranquilidad». «Estoy convencido de que, si todos actuamos con responsabilidad, de aquí a una semana podremos decir que hemos asistido a un gran acontecimiento deportivo», finalizó.

La cita comienza oficialmente este sábado, 31 de julio, con la primera jornada de registro y mediciones, y será el lunes día 2 de agosto cuando la flota se estrene por fin en el campo de regatas de la bahía de Palma de Mallorca.