Adrián Abadía y Nicolás García Boissier, en el Tokyo Aquatics Center. | RFEN

0

Los saltos de trampolín podrían ser otra de las novedades en la participación olímpica balear en Tokio 2020. Y es que se ha abierto una pequeña ventana para que Adrián Abadía (CS Mallorca-CTEIB) pudiera tomar parte en la competición después de quedarse a las puertas de la clasificación olímpica en la piscina que acogerá la competición el próximo fin verano.

La posible renuncia de Japón a la plaza como anfitrión en la modalidad de trampolín de 3 metros sincronizados permitiría repescar al mejor país por la vía del ránking, que se corresponde con el primero que se quedó sin plaza en el Preolímpico de la capital japonesa. Y es España, que fue representada por el balear Adrián Abadía y Nicolás García Boissier, sextos en el Tokyo Aquatics Center, con una puntuación de 387.63 después de acumular en los seis saltos realizados 46.20, 45.0, 77.52, 67.50, 71.61 y 79.80.

En caso de confirmarse la supuesta renuncia de Japón, el pupilo de Donald Miranda y su compañero serían los mejor posicionados para tener plaza en los Juegos.

La Federación Internacional de Natación (FINA) ha determinado el 2 de junio próximo como fecha límite para el cierre de las plazas y la confirmación de las inscripciones a nivel de países en las diferentes especialidades de saltos de trampolín en los Juegos de Tokio. Si Japón no presenta equipo en trampolin de 3 metros sincronizados, España, como primer reserva y por clasificación en el ránking mundial ocuparía su lugar. Y Abadía iría a los Juegos.