Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade, en plena competición. | RFEP

0

Marcus Cooper Walz (RCN Portopetro) calienta motores ante la entrada en escena del K4 500 metros en la Copa del Mundo de piragüismo de Szeged (Hungría), que será el último gran test internacional del mallorquín y sus compañeros antes de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde son clara opción a medalla tras acumular tres subcampeonatos del mundo consecutivos en la distancia.

La aparición del K4 500 será este sábado, en la tercera semifinal, en la que Marcus, Saúl Craviotto, Rodrigo Germade y Carlos Arévalo buscarán sellar su pase para la final del domingo, donde estarán en litigio las medallas.

Pero para calentar motores, Marcus Cooper Walz tiene un 'Plan B' en la Copa del Mundo en el K2 500 metros, en el que forma una solvente pareja junto a Rodrigo Germade. Ambos han logrado resultados de entidad en eventos internacionales y en Szeged quiere pisar el podio. De momento, lograron la clasificación para las semifinales con la segunda mejor marca de su serie (1:32.78) y avanzan ronda con buenas sensaciones.