El menorquín Joan Cardona (RCN Palma), durante un entrenamiento. | Maria Muiña

0

El viento se ha mostrado inclemente por segundo día consecutivo con la costa de Oporto (Portugal), donde medio centenar de regatistas compiten en la Finn Gold Cup, el Campeonato del Mundo que decidirá la última plaza europea de país para estar en Tokio 2020 y por la que está luchando el equipo español de vela. Más en concreto, el menorquín Joan Cardona (RCN Palma), segundo en la general provisional y que puede llevar a conseguir la plaza en la única clase que le falta por clasificar a España para los Juegos.

El sábado arrancó la competición con tres pruebas disputadas, ayer domingo la falta de viento dejó a la flota en tierra y este lunes las condiciones de inestabilidad, tanto en dirección como intensidad, han truncado los esfuerzos del comité organizador por completar una prueba.

A media mañana la flota internacional ha salido al campo de regatas entre fuertes vientos y chubascos en busca de poder competir. El comité ha llegado a establecer un campo de regatas y se ha dado salida a la que podría haber sido la única prueba del día pero, finalmente, ésta ha sido abandonada tras un intenso cambio en la dirección del viento que impedía aplicar un cambio de recorrido.

Tanto para mañana martes como para el miércoles 12 el parte meteorológico también vaticina jornadas complicadas, lo que puede resultar en regatas muy difíciles de afrontar. Para que el campeonato sea válido es necesario completar un mínimo de cuatro mangas y, por el momento, ya se han disputado tres.

Junto al equipo español, los entrenadores Diego Fructuoso y Álvaro Marinho han trabajado duro estas últimas semanas para optimizar al máximo el rendimiento de nuestros regatistas y desde Oporto es Diego Fructuoso quien nos comenta las difíciles condiciones que se han dado este lunes: "El problema de hoy ha sido la intensidad de lluvia y la ola que había, que no daban muchas opciones.

Estamos metidos dentro de un sistema de varias bajas presiones y en esta zona se monta mucha ola –corrientes, vientos diferentes– además de la lluvia que ha sido muy persistente y un viento con grandes cambios de dirección; se ha puesto muy complicado. Para mañana el parte es mejor, así que estamos deseosos de volver al agua y poder competir."

En cuanto a la clasificación provisional, que se mantiene intacta, el balear Joan Cardona ocupa la segunda posición mientras que el catalán Alex Muscat es cuarto y el andaluz Pablo Guitián séptimo. Además, España lidera la clasificación europea de naciones en liza por la última plaza de país para acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio.