Paula Barceló posa para este diario en el Club Nàutic de s'Arenal. | Jaume Morey

1

En unas semanas se cumplirá un año de una gesta que le abrió las puertas de la historia. El título mundial de 49erFX logrado junto a Támara Echegoyen en Australia permitió a una mallorquina hacer realidad el sueño de clasificarse para unos Juegos Olímpicos. La pandemia aplazó un año ese reto y, con energías renovadas y la ilusión de pelear por las medallas, Paula Barceló Martín (Palma, 1996) ya focaliza todas sus miradas en el próximo verano y en el campo de regatas de Enoshima, que ya conocen y al que regresarán más o menos en junio para realizar una adaptación, entrenar y trasladar el material. «Hasta julio hay lluvia y vientos muy cambiantes, complicados de gestionar... Pero llevamos dos años yendo en las fechas de los Juegos y sabemos a qué nos exponemos», explica Paula en el Club Nàutic s’Arenal, el kilómetro cero de su trayectoria deportiva y donde recibe el cariño de quienes vieron sus inicios.

Hasta ese momento, tocará entrenar en Santander, para viajar a Mallorca (Trainning Camp, Trofeo SAR Princesa Sofía) o Hyeres antes de volver al CEAR y ultimar allí los detalles previos a los esperados Juegos.

«Nunca perdí la ilusión de ir a los Juegos», confiesa Barceló, para quien «al principio fue duro», en referencia al aplazamiento, «pero piensas que tienes un año más para compenetrarnos. Viendo la parte positiva, saldremos reforzadas», asegura.

Competir al aire libre, en el mar, y convivir juntas hace que tengan «un mayor control a la hora de evitar posibles contagios de COVID y actuar si algo sucede», comenta Paula, estudiante de Medicina, carrera que retomará tras los Juegos para cumplir con los dos años que le restan, además del MIR. Eso sí, sabe que la exigencia va a estar ahí, más siendo campeonas del mundo. «Tener a Támara lo hace más fácil, pues tiene experiencia a la hora de gestionar esa presión. Pero, para nosotras, la exigencia siempre es alta de por sí. A veces en forma de resultados, y a veces en cuanto a trabajo. Pero en los Juegos queremos hacerlo lo mejor posible. Sabemos que es una oportunidad única e iremos a por todas», advierte.