Novak Djokovic. | Reuters

4

El tenista serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, ha regresado este lunes a los entrenamientos ejercitándose en el Club de Tenis Puente Romano de Marbella (Málaga), una decisión polémica por no hacerlo de manera individual y por la prohibición de abrir las pistas de tenis hasta el 11 de mayo, cuando comienza la 'fase 1' de la desescalada del confinamiento por la pandemia de coronavirus.

A pesar de que por su condición de deportista profesional puede abandonar su domicilio para entrenar, Djokovic, que pasa el confinamiento en la localidad andaluza, podría haber incurrido en un incumplimiento de la normativa vigente al ejercitarse junto a otro tenista, identificado como Carlos, cuando el protocolo solo permite entrenar de manera individual.

«Qué bueno este punto... ¿Te gusta correr, Carlos? Estoy muy feliz con tus movimientos. Estoy feliz de jugar en arcilla, bueno, por un momento tengo el teléfono en las manos. No se lo recomiendo a nadie de 18 años», escribió el balcánico en la red social Instagram junto a un vídeo de parte de ese entrenamiento.

Según especifica el comunicado publicado este lunes por la Real Federación Española de Tenis (RFET), durante la 'fase 0', que va desde este lunes hasta el 10 de mayo, «No está autorizado el entrenamiento de ningún colectivo dentro de una pista de tenis».
«Los deportistas federados podrán ejercitarse físicamente al aire libre, en solitario, dos veces al día, dentro del horario establecido de 6-10 horas y 20-23 horas, en el límite geográfico de su municipio. Han de portar su licencia federativa acreditativa en todo momento», añade. La apertura de los centros de entrenamiento y clubes se producirá a partir del lunes 11 de mayo.

Entrenó al creer que estaba autorizado

El club de tenis Puente Romano de Marbella (Málaga) ha admitido este martes que el tenista serbio Novak Djokovic se entrenó el lunes en sus instalaciones al entender que los deportistas profesionales estaban autorizados para hacerlo.

Djokovic solicitó al club entrenar en una de sus pistas, donde habitualmente se ejercita el tenista cuando se encuentra en Marbella, y «entendiendo que a partir del 4 de mayo los deportistas profesionales estaban autorizados a entrenar», se le autorizó, informó Puente Romano en un comunicado.

Sin embargo, una consulta posterior a la Federación Española de Tenis después de que ésta emitiese un comunicado por las dudas ante la nueva Orden Ministerial, «aclaró que habrá que esperar hasta el 11 de mayo para hacer uso del club de tenis». «Esta aclaración ha sido compartida con el señor Djokovic y ambas partes hemos convenido que se reanuden los entrenamientos a partir de esa fecha», añade el comunicado.

El club lamenta que su interpretación de la norma «pueda haber sido equivocada» y que esto «pudiera haber causado algún inconveniente tanto al señor Djokovic como a cualquier otro ciudadano de buena fe».