La falta de viento condiciona el arranque del Ciutat de Palma de vela

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de la primera jornada de regatas del Ciutat de Palma, con los Optimist en acción.

Imagen de la primera jornada de regatas del Ciutat de Palma, con los Optimist en acción.

06-12-2019 | Nico Martínez

Diciembre en manga corta, el mar como un plato y una ligera brisa que en su momento de mayor intensidad ha alcanzado los cinco nudos son las tres imágenes que resumen lo ocurrido hoy en la primera jornada del 69 Trofeo Ciutat de Palma Bufete Frau de vela ligera, organizado por el Real Club Náutico de Palma (RCNP) y en que se dan cita 389 embarcaciones (409 deportistas) de 16 países.

Tan solo dos de los tres grupos de la clase Optimist (azul y amarillo) han podido completar una manga. El resto de la flota (el grupo rojo de Optimist, 420, Laser 4.7, Laser Radial y Europe) ha regresado a puerto de vacío tras casi cinco horas aguardando a que Eolo hiciera acto de presencia en la Bahía de Palma, lo que ha ocurrido “tarde y mal”, en palabras de Manuel Fraga, director deportivo del RCNP y máximo responsable de la organización técnica del Ciutat de Palma Bufete Frau.

«Sabíamos que sería muy difícil, pero teníamos que intentarlo, por eso hemos sacado la flota al agua en hora. Cuando la situación es anticiclónica, hay que intentar aprovechar cualquier pequeña brisa y es mejor estar prevenido en el mar», ha explicado Fraga, quien ha destacado la buena labor del Comité de Regatas: «Hemos conseguido adelantar dos mangas de Optimist en unas condiciones muy complejas. Es un trabajo que dejamos adelantado para mañana, a ver si hay más suerte».

Aunque, en efecto, ha habido regata para los grupos amarillo y azul de Optimist, no es posible de momento ofrecer una clasificación provisional, ya que parte de la flota de esta clase no ha podido terminar su regata.

«Los 274 Optimist están divididos en tres grupos. El grupo rojo ha llegado a salir, pero el viento ha caído por completo y no se ha podido dar la llegada de la manga», ha asegurado Pedro Marí, entrenador del RCNP. En el momento del aplazamiento de esta prueba ya no había margen para otro intento: «El sol se pone a las 17:21 horas y hay que tener tiempo para regresar a puerto con luz». Marí ha indicado que en invierno no hay embat (viento térmico) y las regatas están sometidas a los vientos generales: «Hace dos días estábamos afectados por una borrasca fuerte y hoy nos ha cogido de pleno una encalmada. Este deporte depende siempre de la meteorología y no queda otro remedio que adaptarse».

La previsión para este domingo es de viento flojo, en torno a los cinco nudos, con la dificultad añadida de que soplará del norte (de tierra en la Bahía de Palma) y tenderá a rolar.

Los participantes en el 69 Trofeo Ciutat de Palma Bufete Frau, que representan a 75 clubes náuticos (40 extranjeros y 35 nacionales), han sido citados a las 10.30 horas para la señal de atención. La competición concluirá el próximo domingo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.