Imagen de Joan Lluís Pons con la medalla de bronce conquistada en el Campeonato de Europa. | Redacción Digital

3

Joan Lluís Pons ha finalizado su participación en el Mundial de Gwangju (Corea del Sur) con el mejor resultado de la delegación española en la natación pura, pero también con un visible enfado por el trato que considera que han recibido parte de los integrantes del equipo por parte de la Real Federación Española de Natación.

El mallorquín terminó cuarto el domingo en la final de los 400 metros estilos del Campeonato del Mundo. Pons, participando por la calle 1, acabó con un tiempo de 4:13.30 y batió con ello el récord de España, que estaba en su poder desde que hizo 4:13.55 en las rondas eliminatorias de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Pese a mejorar su anterior plusmarca, Pons no pudo subirse a un podio donde el oro se lo adjudicó el japonés Daiya Seto con 4:08.95; la medalla de plata fue para el estadounidense Jay Litherland, con 4:09.22, y el bronce para el neozelandés Lewis Douglas Clareburt, con 4:12.07.

«Quizás lo soy, pero no se tiene muy en cuenta. Estoy disgustado. Creo que este año se nos ha dejado muy de lado a todos los que no somos del grupo de fondo, donde están Mireia Belmonte y Jimena Pérez. He ido a competiciones sin biomecánico ni fisioterapeuta. De hecho, no ha venido aquí. Había programado una concentración en altura y la Federación Española no nos dejó hacerla. Con el apoyo del CN Sant Andreu al menos he llamado la atención con mi marca y mi puesto», ha reflexionado el nadador de Sóller en declaraciones al diario AS.

En la misma entrevista con el diario deportivo madrileño Joan Lluís Pons ha precisado que espera que «recapaciten y vean que esta no es la manera de llevar las cosas. Ha sido un Mundial difícil y la gente se ha dejado la vida en la piscina. Somos muy profesionales, pero a veces nos ha faltado ser más un equipo. Y empezar el Mundial con una entrevista del jefe de equipo que pone a parir a parte de la gente no ayuda a nuestro ánimos...», ha dicho sobre una entrevista de Fred Vergnoux en El País.

Noticias relacionadas