Marcus Cooper Walz muestra las dos medallas logradas en el Mundial de Racice.

0

El piragüista mallorquín Marcus Cooper ha anunciado este miércoles que su objetivo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 será «repetir» el oro que conquistó en Río de Janeiro en la modalidad K1 1000 metro, pero esta vez «en K4 500 metros».

Cooper, medalla de plata en K4 500 metros con Carlos Garrote, Cristian Toro y Rodrigo Germade, y oro en K2 500 metros junto a Rodrigo Germade en los recientes Mundiales de Racice (República Checa), ha señalado que esa nueva distancia le obligará a realizar cambios en su preparación.

«Algunas cosas cambiarán porque es un distancia más corta, por lo tanto, más explosiva», ha explicado el deportista mallorquín a Efe, poco antes de presentar el programa de actividades de la Dirección Insular de Deportes del Consell de Mallorca junto a Francisco Miralles y Margalida Portillos, vicepresidente y directora insular de Deportes de esa institución pública, respectivamente.

Cooper ha subrayado que su prioridad en Tokio será el K4 500 metros, nueva disciplina olímpica, aunque si los entrenamientos se lo permiten, intentará «compaginarlo con el K1 1000 metros», ha precisado.

Con el objetivo de alcanzar esa meta el deportista balear está desarrollando un exigente programa de entrenamientos en la localidad mallorquina de Porto Petro.

«El objetivo es llegar a Tokio en el mejor estado de forma posible, incluso superior al que llegué a Río, porque estaré más entrenado», ha explicado.

Cooper no para de recibir homenajes en Mallorca tras sus éxitos en las Olimpiadas y en los Mundiales.

La localidad natal del deportista, Cala D'or, ha bautizado el polideportivo con su nombre.

«Me llena de orgullo que un polideportivo, el del pueblo donde me he criado, lleve mi nombre. Espero que los deportistas que practiquen allí vean en mi nombre una motivación y una fuerza extra para entrenar y perseguir sus objetivos», ha señalado Cooper.